miércoles 30 de noviembre de 2022 - Edición Nº2442
Impulsobaires » La Plata » 24 sep 2022

Contrapoder

Avanza el plan de Cristina para suspender las PASO y complicarle el escenario a la oposición

Cristina sacó del manual kirchnerista una capítulo sorpresa y descolocó a Juntos por el Cambio. Ya suena en la rosca política el plan para avanzar con la eventual suspensión de las PASO del año próximo. Desde que los legisladores que responden al gobernador cordobés Juan Schiaretti dieran a conocer su rechazo a las primarias, como un método para la definición de candidaturas, la jugada dejó al Frente de Todos cerca de los 129 votos que se requieren en Diputados para modificar la ley. Luego en el Senado, el FdT tiene asegurada la mayoría.


Por: Jorge Joury *

Hay legisladores del FdT que confirman por lo bajo que Cristina ha dado la orden de suspender las PASO a cualquier precio. Una prueba de ello es que el  peronismo ya dio la primera puntada en Salta, en San Juan y en Catamarca va por el mismo camino. En Chubut también avanzan con el experimento y con la ayuda del intendente radical de Rawson, Damián Biss. Y hay otras provincias que se disponen a completar el escenario, siempre mirando las encuestas y con el mismo discurso: si podemos perder, las suspendemos.

Frente a este escenario,  los jefes opositores salieron a repudiar la movida oficialista y a poner sobre la mesa en sus espacios otros mecanismos de elección interna.

La jugada del oficialismo para cambiar las reglas del juego, sorprende al frente opositor en su peor momento. Por estas horas, existe una feroz interna entre los Halcones, representados por Patricia Bullrich y las Palomas, que responden a Horacio  Rodríguez Larreta, además de los radicales que también reclaman lo suyo. La confrontación lo que está mostrando es que aún no existe un liderazgo claro y un relato uniforme sobre la propuesta de país que se presentará en 2023. 

Sin bien es cierto que los principales jugadores del espacio redoblarán esfuerzos para que el oficialismo no consiga los votos en el Parlamento, ya se comenzaron a pensar otras salidas alternativas. Nadie descarta la posibilidad de una interna abierta, en la que participen solo los afiliados a los partidos que integran la alianza y los ciudadanos que no estén afiliados a otras fuerzas.Es el mecanismo que aprobó hace una semana la mesa nacional de JxC para las provincias donde no habrá PASO o no se logre un acuerdo consensuado en torno al método para definir candidaturas. En cuanto a los gastos de la elección, se acordó que serán afrontados por los partidos de cada provincia. 

Mauricio Macri en La Nación +

Mauricio Macri ya bajó línea en ese aspecto. Durante una entrevista al periodista Luis Majul, el ex presidente aseguró que JxC debería organizar una “interna abierta”, si el kirchnerismo consigue suprimir las PASO: “La haremos entre nosotros. Va a ser más trabajo, pero necesitamos tener un sistema competitivo, transparente y de nivel. Los argentinos tienen que ver compitiendo por las ideas”, remarcó.

El problema del PRO es que no tiene padrón de afiliados y aquí el radicalismo le saca amplia ventaja.

En la Coalición Cívica, los lilitos sugieren que, en caso de que el oficialismo avance con la eliminación, la mesa nacional de JxC discutirá un método para definir los candidatos. No obstante, recuerdan que el año pasado, cuando el oficialismo acordó con la oposición la postergación de las PASO y las generales, Carrió redactó el artículo 6 de la ley aprobada por el Congreso con una suerte de “garantía” para las primarias.

“Ese artículo es un reconocimiento jurídico relevante: las PASO ya son un derecho público subjetivo de los partidos para elegir los candidatos a cargos electivos. Son un derecho a tener un método transparente y reglas claras”, reflexionan desde ese espacio. Desde el Encuentro Republicano Federal, la fuerza de Miguel Ángel Pichetto, sospechan que el kirchnerismo podría apostar no solo a suprimir las PASO, sino a adelantar los comicios generales para evitar el desacople de las provincias donde gobierna el PJ. Admiten su preocupación por las dificultades que tendría JxC para organizar una primaria semi-abierta con los padrones partidarios e independientes. Temen que haya infiltrados. “Si suspenden las PASO, nos pulverizan”, reconoció en voz baja un dirigente del espacio.

Rodríguez Larreta y Santilli en una de sus recorridas bonaerenses

La oposición se está mostrando ante el electorado como fuera de foco. El intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue ocupando el centro de la escena. Ha dejado en segundo plano a Juntos que aparece como una fuerza indecisa y demasiado conflictiva, distraída en su discusión interna. La idea del Gobierno de anular las Paso, apunta además a dividir a Juntos y que sea Mauricio Macri el que salga a la cancha,  para poder polarizar con él y si es necesario, poner a Cristina en la vereda de enfrente. 

Juntos está obligado a recuperar la mirada crítica ante la crisis y a poner acento en el fuerte ajuste que está haciendo Sergio Massa y que se pretende ocultar detrás del conmocionante episodio ocurrido en la Recoleta. La gente espera de una vez por todas que la política se aparte de la búsqueda de intereses personales y ofrezca una salida concreta que saque al país de la desesperanza. 

No se conoce aún el plan en el cual trabaja Juntos y su grupo de economistas para salir del pozo. Lamentablemente, los egos y las pujas internas que se viven entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica y la pelea entre Halcones y Palomas, los ponen casi en igualdad con el FdT y le permite a Javier Milei abonar el territorio para sumar adeptos. 

Otra de las hipótesis que se manejan en el peronismo y que ven con simpatía algunos gobernadores e intendentes, es que si Sergio Massa logra estirar la mecha, mantiene la paz financiera y funcione el "plan platita", termine siendo el candidato del peronismo,  con lo cual a la oposición se le podría complicar el escenario.

Patricia Bullrich junto a Alfredo Cornejo en Mendoza

La Libertad Avanza también se puso en guardia y aceleró los motores del armado electoral rumbo a 2023. En esa dirección, el equipo político de Javier Milei progresa en la estrategia para recorrer la provincia de Buenos Aires. El foco está puesto en hacer caminatas sorpresa con el objetivo de cubrir todo el conurbano y, luego, organizar eventos para visitar el interior bonaerense.

La provincia de Buenos Aires es el  mayor desafío para Juntos. Se necesita un candidato fuerte para destronar al peronismo. El gobierno de Axel Kicillof, tiene la caja y la zanahoria de miles de planes sociales.

El territorio es el nicho más fuerte que responde al kirchnerismo, con los intendentes, que son los que juntan los porotos para la victoria. El 40% de los sufragios que definen una elección, están en esa geografía.

Ni Diego Valenzuela, ni Joaquín de la Torre, Néstor Grindetti, Diego Santilli, Javier Iguacel, Cristisan Ritondo y Martín Tetaz, muestran pergaminos sólidos, ni el conocimiento público necesario para ganar la madre de las batallas. Esta vez no habrá un pelotazo en contra para el peronismo. Ya no se dará otra ventaja como la de Aníbal Fernández frente a María Eugenia Vidal.

Néstor Grindetti en Lomas de Zamora

Según muestran las encuestas, Patricia Bullrich va al frente del pelotón nacional, porque la gente cree que lo que viene es para alguien al que no le tiemble el pulso, que revele desde el vamos las cuentas del país que hereda y diga sin pelos en la lengua lo que va a hacer, aunque sea doloroso.

Otro de los presidenciables, Horacio Rodríguez Larreta aparece como más dialoguista, pero es el que puso primera en el armado de su candidatura para acceder al sillón de Rivadavia. Tiene en claro que Mauricio Macri se va a anotar en la contienda y busca sumar aliados para hacer frente a su hasta hace poco jefe político.

Faltando un año para las Elecciones presidenciales 2023, María Eugenia Vidal también reafirmó sus intenciones de participar en las PASO y cree que, desde el PRO y Juntos por el Cambio, se debe tomar "la mejor decisión para que el año que viene sea una alternativa". En este sentido, deslizó que ella o Mauricio Macri podrían ser los "líderes" a tener en cuenta para los próximos comicios.

Larreta organizó dos movidas con fotos, como  indica el manual del PRO. Primero, en Tres de Febrero, posó con 40 dirigentes, incluidos el intendente Diego Valenzuela, el anfitrión, y Diego Santilli, el elegido para disputar la gobernación. Luego, en Palermo, con 150 referentes del interior, entre ellos, postulantes que ostentan chances de ganar en las provincias, como Rogelio Frigerio, en Entre Ríos; y Claudio Poggi, en San Luis. En ambas imágenes se usó el mismo formato: arboleda de fondo y el lema “preparándonos para gobernar”.

Por el lado del radicalismo, hay varios que quieren meterse en la pelea, como Gerardo Morales, el mendocino Alfredo Cornejo y Facundo Manes.

Morales, el jefe de la UCR, es el más duro, ya que llegó a embestir contra Macri por haber tildado de "populista" al histórico ex mandatario radical Hipólito Yrigoyen, acusándolo de "sucumbir a la tentación de subirse a modas efímeras que solo acarrean más destrucción".Y es más,  lo desafió a "decir concretamente si su intención es romper Juntos por el Cambio para buscar un acuerdo con sectores de la extrema derecha antidemocrática".

Si la oposición le hace el juego al kirchnerismo y profundiza la pelea interna, estará cayendo en la peor de las trampas, que puede llevarlos a una  derrota autoinfligida. Mientras tanto, estos no son los temas que le interesan a la gente, que está esperando con angustia en el corto plazo soluciones que le mejoren la vida.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias