27/05/2024 - Edición Nº2986

Podcast

Análisis radial

"Peligra la paz entre Cristina y Massa", dijo Jorge Joury por la FM 98.9 y Pinamar TV

03/10/2022 | "En el día 56 de la gestión de Sergio Massa al frente de la cartera de Economía, Cristina rompió el período de paz. Por primera vez en mucho tiempo dejó de hablar de su pelea con la Justicia y le pidió al ministro resultados con la política de alimentos. El llamado de atención de la vicepresidente creó un clima de tensión en la Casa Rosada. Las primeras espadas del Presidente saben que la estabilidad de la coalición de gobierno pende de un hilo y que el Frente de Todos podría no llegar a resistir otra fuerte interna como la que ya se vivió tras la derrota en las primarias de 2021 o la que provocó la salida de Martín Guzmán en medio de una compleja crisis financiera y cambiaria". Así lo señaló el periodista Jorge Joury durante el programa "A las cosas por su nombre" que conduce Hugo Manzo por la FM 98.9, Coast y Pinamar TV.


por Redacción


El analista señaló que: "La primera crítica pública de Cristina representa un disparo al corazón del plan de Sergio Massa. No tanto por lo que pide, sino por lo que implica. La vicepresidenta reclama más gasto público y controlar los precios, lo contrario a lo que predica el ministro. Es un golpe a la frágil burbuja de confianza que construyó Massa en algunos sectores y el augurio de un nuevo frente de tormenta.
La opinión de la Vicepresidenta no quedó ahí, sino que pidió “una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia”. Esta última apreciación es la que más incertidumbre generó en el sector de alimentos.
Uno de los principales apuntados por CFK es el secretario de Comercio Matías Tombolini. Cuentan cerca de la Vice que una de las cuestiones que más le molestó fue la reunión entre este funcionario y los quiosqueros por la falta de las figuritas del Mundial. “Hay que dejar de mirar las figuritas del Mundial y ver el costo de la harina”, dijo un senador de confianza de la vicepresidente.
El dato del Indec sobre el aumento de la indigencia molestó considerablemente a Cristina Kirchner, que además de apuntar a los aumentos de precios en los alimentos también apuntó contra el ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta, de quien dicen que podría volver a la intendencia de Hurlingham.
En La Cámpora, que nunca lo quisieron en el cargo, dicen que las compras de alimentos se hacen tarde y recuerdan que por “culpa” de Guzmán y el acuerdo con el FMI la gestión de Alberto Fernández frenó la apertura de nuevos planes en el Potenciar Trabajo. En rigor Massa tampoco está muy preocupado porque eso ocurra pero llamativamente en la agrupación que comanda Máximo Kirchner no emitieron una sola crítica sobre el tema. También Máximo Kirchner durante un acto el fin de semana en el conurbano dijo que "no hay que arrodillarse ante el fondo sojero", en otra velada crítica a Massa por darles un dólar favorable.
El momento elegido por Vice para emitir el mensaje en redes sociales solo colocó más tensión a una semana marcada por las protestas de las organizaciones sociales en plena avenida 9 de julio, el conflicto entre las empresas fabricantes de neumáticos y los sindicatos, que frenó la producción durante una semana, y el dato de la pobreza difundido por el Indec.
Otro pelotazo en contra para el Gobierno es que los planes de un sector del Frente de Todos para eliminar las PASO se estarían diluyendo sin siquiera haber llegado al debate de un proyecto en la Cámara de Diputados. Según fuentes parlamentarias, diputados nacionales que responden a los movimientos sociales del oficialismo como el Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa, decidieron plantarse y ya avisan que no acompañarán.
El avance de una iniciativa podría generar un conflicto interno en el Frente de Todos. Por otra parte, con los votos ya de por sí ajustados, sin apoyo de los diputados de los movimientos no habría margen para la aprobación de una iniciativa.
Finalmente, Joury se refirió a las elecciones en Brasil y dijo que "Lula ganó perdiendo y Bolsonaro, perdió ganando". El analista señaló que fallaron las encuestas que daban a Lula ganador en primera vuelta y Bolsonaro sorprendió con un voto vergonzante que ahora lo pone de manera competitiva para la el 30 de octubre. El actual presidente tiene 30 días para que sus anabólicos económicos que ya han puesto a Brasil con una inflación mensual de casi cero den nuevos resultados y le acerquen votos. Hay final abierto". De todas maneras, Bolsonaro logró imponer un Parlamento amarillo con muchos de sus senadores y diputados que obligarán al próximo mandatario a negociar.