22/04/2024 - Edición Nº2951

Mundo

Mundo en guerra

Jefe de la ONU se reunió con Zelenski para prorrogar el "crucial" acuerdo de cereales de Ucrania

08/03/2023 | (Télam) El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró en Kiev que es "crucial" que Ucrania y Rusia aprueben una nueva prórroga del acuerdo para exportar cereales ucranianos a través del mar Negro, una herramienta clave para garantizar el suministro mundial de alimentos que expira el 18 de marzo.


por Télam


"Me gustaría subrayar la importancia crucial de prorrogar (el acuerdo sobre cereales) el 18 de marzo y crear las condiciones para hacer el mejor uso posible de la infraestructura de exportación", declaró Guterres de visita en Kiev.

Guterres recordó que la iniciativa pactada en julio de 2022 entre la ONU, Ucrania, Rusia y Turquía permitió hasta el momento la exportación de 23 millones de toneladas de granos, lo que favorece la reducción de precios a nivel internacional y garantiza el suministro, especialmente en algunas de las zonas más pobres del planeta.

"Las exportaciones (...) son esenciales", el acuerdo "ha contribuido a reducir el costo mundial de los alimentos y ha prestado una ayuda crucial a las poblaciones que también pagan un alto precio por esta guerra, en particular en los países en desarrollo", subrayó el jefe de la ONU en declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, informó la agencia de noticias Europa Press.

Esta es la tercera visita del máximo responsable de la ONU a Ucrania desde el inicio de la guerra entre ese país y Rusia, luego de que el 24 de febrero del año pasado las tropas rusas ingresaran a la región prorrusa del Donbass, duramente reprimida por el régimen de Kiev desde 2014.

Guterres enfatizó que la posición de Naciones Unidas es "clara": "La invasión es una violación de la Carta de Naciones Unidas y del Derecho Internacional".

"Deben respetarse la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial de Ucrania", agregó.

También recordó que los cereales y fertilizantes ucranianos -pero también rusos- son "esenciales para la seguridad alimentaria mundial y los precios de los alimentos" en un contexto de inflación generalizada en muchos países.

Antes de la guerra iniciada hace más de un año, los precios mundiales del maíz y el trigo estaban en alza por la falta de stocks y esas subas se aceleraron durante los primeros cuatro meses de hostilidades.

Ucrania reclamó ayer esfuerzos internacionales para mantener abierta las vías marítimas en el mar Negro usadas para el transporte de sus cereales.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidió a principios de marzo que Rusia renueve el acuerdo.

Rusia, por su parte, asegura que no se cumple la parte de este acuerdo que debía permitirle exportar fertilizantes sin sanciones occidentales y asegura que sus cargas de amoniaco anhidro están bloqueadas, pese a un pacto que funciona en tándem con el de los granos ucranianos.

Moscú esgrime además que los granos no están siendo destinados a los países que más necesitan esos alimentos.

El acuerdo sobre las exportaciones de grano ucraniano, clave para evitar que se profundice la crisis alimentaria mundial, vence en tan solo diez días, por lo que se espera que finalmente se apruebe una nueva extensión en las negociaciones.

Tanto Rusia como Ucrania producen en conjunto un tercio del trigo mundial y sus exportaciones son claves también en productos como el maíz y aceite de girasol, por lo que el bloqueo a las exportaciones afectó la seguridad alimentaria.

Guterres también abogó por "mitigar el impacto" del conflicto hasta que haya una "paz justa", lo que significa atender a la población civil y también por garantizar la seguridad de infraestructuras e instalaciones estratégicas, como las nucleares.

Así, ve "vital" proteger la central nuclear de Zaporiyia, la mayor planta de Europa.

La ONU se ofrece a mediar para lograr la "plena desmilitarización" de dicha central, controlada por las fuerzas rusas, al igual que plantea colaborar para avanzar en otros gestos de distensión entre las partes como el intercambio de prisioneros.

"Las impactantes imágenes de un militar ucraniano aparentemente ejecutado son otro tráfico recordatorio de que se deben respetar de manera estricta las leyes de la guerra", señaló.