15/06/2024 - Edición Nº3005

Politica

Contrapoder

Siembra desconcierto la peor cara de la política

10/06/2023 | Mientras las disputas internas hacen crujir al principal frente opositor, Cristina Kirchner y Javier Milei se frotan las manos. Saben que el escenario de dispersión los favorece, pero todos tienen un muerto en el placard. Lo que más se está visualizando, es que la pelea entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich con Horacio Rodríguez Larreta pone a cielo abierto una crisis profunda. Coloca a la coalición lejos de las necesidades de la gente, que está pidiendo a gritos encontrar a futuro un gobierno sólido, coherente y que busque solución a sus padecimientos.


por Jorge Joury *


Pero lo más grave, es que en caso de ganar las elecciones JXC, se pone en duda el criterio de gobernabilidad para afrontar la grave crisis económica. Nos preguntamos cómo sería la coalición opositora gestionando con eficacia si ganara los comicios en medio de la escisión y el cisma. ¿Cómo harían para cerrar las heridas que se infligieron durante la interna? ¿Terminarán en un mismo nido, apoyándose Halcones y Palomas? Nadie lo sabe, las ambiciones y los egos son muy grandes.

"Se están matando por una porción de poder, cuando deberían demostrar unidad ante la diversidad y empezar a ofrecer un plan de salvataje para la nación", dijo una fuente confiable del equipo amarillo que ve la interna en llamas.

Para entender lo que quieren uno y otro candidato en caso de llegar a la Casa Rosada, la discusión, en el fondo, gira en torno al esquema de gobernabilidad que cada facción tiene. Bulrrich y Larreta son como el aceite y el agua. Para el jefe de Gobierno porteño, la única manera de implementar las reformas estructurales "necesarias" como las laborales, previsionales e impositivas, es con una "nueva mayoría", un frente de frentes que acompañe en el Congreso y permita blindar al gobierno frente al inevitable repudio popular que estas medidas antipáticas generarán en su momento y terminarán calentando las calles. 

En el bullrichismo, mientras tanto, se vuelcan más a una postura de mano dura, por un lado, y alianzas pendulares con los libertarios por el otro. Y advierten, en cambio, sobre el peligro de que se les continúen filtrando votos hacia Javier Milei si se suman dirigentes que fueron "funcionales al kirchnerismo" como Juan Schiaretti. "Hacen que la puerta de contención que tiene Patricia sobre el voto duro se abra y termine en Milei. Es peligrosísimo", aclara un dirigente de Los Halcones y remata: "Nosotros nunca hicimos nada para ir en contra de JxC, siempre estuvimos del mismo lado. Es Horacio quien se dio cuenta que pierde la interna y entonces quiere romper e ir a buscar los votos por otro lado", añadió. 

La sorpresa de las últimas horas es que después de tantos tironeos y dardos envenenados, por ahora no habrá alianza entre Juntos por el Cambio y Juan Schiaretti. No al menos hasta después de las PASO. Esa es la conclusión a la que llegaron, por separado, tanto los impulsores del acuerdo del lado de la coalición opositora como del sector del gobernador de Córdoba. La mejor demostración de que las negociaciones se enfriaron es que el gobernador confirmó que lanzará el martes o miércoles próximo su candidatura presidencial al frente de su propio espacio, Hacemos Unidos. Aun así, Horacio Rodríguez Larreta respondió: “Nunca doy una discusión por cerrada. No voy a cambiar mi vocación de sumar”.

Para el larretismo, el acuerdo con Schiaretti debería darse antes de las PASO. El 14 de junio se cierran las alianzas y sería difícil sellar un entendimiento por las resistencias de Mauricio Macri y Patricia Bullrich en el PRO, pero en la estrategia se contempla la posibilidad de que el gobernador cordobés entre en una lista de candidatos de JxC como extrapartidario, quizá en la de Miguel Angel Pichetto, el líder de Encuentro Republicano Federal, la expresión peronista de la coalición opositora,

En el búnker cordobés creen que el jefe de Gobierno no pudo asimilar ,la repercusión que tuvo la noticia de que Schiaretti y JxC avanzaban hacia un acuerdo político y admiten que se cortaron hasta los llamados.

Por eso ratificaron su lanzamiento para competir en las elecciones en una alianza con otras agrupaciones y buscar el voto de los peronistas desencantados, aunque el objetivo es apuntar a convencer al electorado de la “ancha avenida de centro”.

En medio de la guerra, Larreta se vio beneficiado al lograr la incorporación del economista de derecha José Luis Espert a la coalición. Bullrich apoyó después, pero con una advertencia para su rival en la interna. Aclaró que "desde las elecciones de 2021" venía insistiendo en sumar al economista liberal y abundó: "Las ideas liberales que defiende con fuerza son esenciales para el cambio profundo que necesitamos". Pero lo que dejó en claro, es que sigue la disputa por la posible llegada del gobernador cordobés Juan Schiaretti. "Esta decisión no cambia la defensa de Córdoba y contra el intento de traer a aquellos que votaron junto al kirchnerismo", lanzó Bullrich.

Frente a este escenario, el que se agrandó fue el diputado nacional y precandidato presidencial libertario Javier Milei, quien no dudó en disparar que "es muy tarde" para hacer una alianza con Patricia Bullrich. "Estamos muy cerca del armado de las listas, tengo una buena relación con la señora Bullrich, y además le tengo aprecio, igual que al señor Mauricio Macri, pero parece que es muy tarde", respondió Milei sobre la posibilidad de una alianza política con la ex ministra de Seguridad.

Si bien es cierto que tanto a Horacio Rodríguez Larreta como a Patricia Bullrich, los separan los fuertes enfrentamientos, ambos coinciden al menos, en la elección de un radical como compañero de fórmula.Fuentes confiables dijeron que Rodríguez Larreta tendría casi cerrado un acuerdo “en un 90%” con el titular de la UCR y gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. Aunque el líder de Encuentro Republicano Federal (ERF), Miguel Ángel Pichetto, sigue en carrera para secundar al jefe de gobierno porteño. Esa posibilidad estará pendiente de lo qué pase con la eventual llegada de Juan Schiaretti.

En el caso de Bullrich sigue firme para acompañarla como candidato a vice el jefe de bloque de senadores de la UCR, Luis Naidenoff. Aunque también sondeó para el cargo al diputado nacional de la UCR y precandidato presidencial, Facundo Manes.

Bullrich mantiene el apoyo de los radicales del Grupo Malbec, opuestos a Morales, como Alfredo Cornejo, Rodolfo Suárez, Carolina Losada y Luis Naidenoff. Hay una relación fluida con otro influyente dirigente de la UCR como Ernesto Sanz, con predicamento sobre el jefe del radicalismo bonaerense, Maximiliano Abad, tentado para acompañar en la fórmula a la candidata presidencial del PRO o para secundar a Néstor Grindetti en la competencia la gobernación bonaerense contra Diego Santilli.

La jugada de Rodríguez Larreta es simultánea a la de sus aliados radicales, Morales y Lousteau. El lunes próximo deliberará la Convención Nacional de la UCR para definir su estrategia electoral. El jefe partidario espera más apoyos internos luego de la foto de los líderes de JxC con Espert, como para establecer que sólo su espacio garantiza la unidad de la oposición ante el ascenso de Javier Milei.

Los vaivenes y las disputas están mostrando la peor cara de la política en general, ya que también en el Frente de Todos se juega al límite sin encontrar un candidato fuerte, mientras Alberto Fernández intenta cobrarse algunas cuentas colocando a Scioli como cabecera de playa para complicar a Cristina.

Los 13 gobernadores del PJ son otro capítulo aparte. De la reunión en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) salió un pedido unánime para que el Frente de Todos vaya a las elecciones con una fórmula de unidad y que un dirigente del interior integre la fórmula. Es decir, que no haya PASO y que exista una mesa de negociación para lograr un consenso entre todos los sectores.

Desde el Frente Renovador también se golpean el pecho y quieren que Sergio Massa sea el único candidato. Sostienen que llegar con cuatro competidores "es una carta de despedida". Vale preguntarse entonces: ¿si Massa se va porque no le dan el dulce, quién se animaría a tomar el comando de un ministerio que es una picadora de carne?

Massa apura el tren de las definiciones a través de sus espadas. Por ejemplo, la diputada nacional Cecilia Moreau, aliada política y colaboradora suya, planteó dudas sobre el futuro del ministro en medio de la tensión que hay en el oficialismo por la estrategia electoral y el armado de listas. “Sergio es uno de los mejores candidatos de nuestro espacio político, no tengo ninguna duda. Entiendo que hoy está con la cabeza en otro lado. Pedirle además que sea candidato, que sea ministro de Economía y que tenga PASO es muy raro”, dijo.

Al ser consultada sobre la posibilidad de una renuncia del funcionario en este contexto, la presidenta de la Cámara baja aseguró: “No lo descarto, tampoco lo quiero afirmar, pero lo veo en un nivel de hartazgo importante”

Simultáneamente, hay encuestas que levantan olas y suman malos augurios para el oficialismo. Por ejemplo, un sondeo de la consultora Aresco de Julio Aurelio indicó por primera vez que Javier Milei dejaría al peronismo fuera del ballotage.

Los números muestran al libertario en el segundo lugar con 27,6 puntos, detrás de Juntos por el Cambio que entre sus dos candidatos llegaría a 29,1%. Patricia Bullrich ganaría la interna por 14,7% a 14,4% a Horacio Rodríguez Larreta. Además, la encuesta revela que Eduardo "Wado" de Pedro le gana por amplio margen a Daniel Scioli en la primaria del Frente de Todos. 

El ministro del Interior sacaría 15,8% contra el 11,6% del ex motonauta. Entre ambos acumularían 27,4%, por lo que el Gobierno quedaría en tercer lugar.

Como se observa, la política navega sobre la cubierta de un barco a la deriva, la gente observa y se decepciona cada vez más de sus dirigentes. Esto hace que crezcan las dudas sobre a quién votar en medio de este esquema de zozobra, donde todos corren detrás de la zanahoria. El país necesita un cambio, pero aún ningún candidato seduce demasiado.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".