15/06/2024 - Edición Nº3005

Politica

Análisis radial

"Al kirchnerismo se le viene la noche", dijo Jorge Joury por la FM 98.9 y Pinamar TV

18/09/2023 | "Contrariamente a lo que marcaban las encuestas y con una diferencia de casi 6 puntos, un verdadero batacazo, Juntos por el Cambio terminó con otro feudo: el reinado oscuro y clientelista de 16 años del peronista Jorge Capitanich. Esto está marcando que al kirchnerismo se le viene la noche. Tal vez sea el preludio de un fin de ciclo y la necesidad ciudadana de un cambio". Así lo señaló el periodista Jorge Joury en el programa "A las cosas por su nombre", que se emite por la FM 98.9, Coast y Pinamar TV.


por Redacción


El analista añadió que: "Es gravitante para Bullrich el triunfo de Leadro Zdero en el Chaco. Forma parte de la ola que esperaba la candidata para generar un clima positivo entre sus simpatizantes. Además, la elección en esa provincia fue un laboratorio de ensayo de una campaña fallida de populismo electoral con los fondos del Estado que empleó Capitanich.
Al gobernador no le funcionó el Plan Platita. Ni los planes, ni los electrodomésticos ni la plata repartida a mano abierta con los recursos de todos los chaqueños. Es el modelo que intenta reproducir, con más recursos, pero con estrategia similar, Massa a nivel nacional y al cual le gente le está dando la espalda.
Otro dato a tener en cuenta, es que como ocurrió con el asesinato de María Soledad Morales en la Catamarca de 1990, el femicidio de Cecilia Strzyzowski -que involucró a una familia del poder de la provincia- tuvo un fuerte impacto en la política de Chaco y la campaña estuvo totalmente atravesada por este hecho aberrante. No se puede ignorar que el crimen afectó la imagen de Capitanich. Esto, más el clima de cambio que se vive, es un poco el combo del resultado electoral.
Capitanich cayó como parte de una secuencia de debilitamiento general del peronismo, donde se conjugan largos años de poder, un gobierno nacional con prestaciones negativas y la irrupción de Javier Milei que convocó a parte de un electorado cautivo.
Con el arquitecto Leandro Zdero, de 54 años, el radicalismo sorprendió con una victoria en primera vuelta, que dejó al partido con cuatro provincias y cerca de contar con cinco -si se impone en Mendoza, el próximo domingo- mientras Juntos por el Cambio podría sumar 10, si triunfa en Entre Ríos. En sentido contrario, Jorge Capitanich sumó la sexta derrota para el peronismo, después de Santa Fe, Santa Cruz, San Juan, Chubut y San Luis.
La histórica derrota de  Capitanich no es una casualidad, sino que marca una tendencia: la ciudadanía le apunta al cambio, que se profundizó este año, en medio de una crisis económica crónica que el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, lejos de resolver, agravaron con la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía. Es la sexta provincia al hilo que el peronismo pierde y que proyecta una sombra de incertidumbre para las generales del 22 de octubre, cuando se deberá elegir presidente de la Nación.
A la derrota de Capitanich, se le suma la caída previa de los gobiernos de Omar Perotti, en Santa Fe; Alicia Kirchner, en Santa Cruz; Mariano Arcioni, en Chubut; Alberto Rodríguez Saá, en San Luis; y Sergio Uñac, en San Juan. En esta lista se le puede agregar el retiro del poder del Movimiento Popular Neuquino que monopolizó la familia Sapag. De 17 provincias que ya votaron gobernador, en sólo 5 reeligió el PJ. 
Ahora a la ola ganadora de Patricia Bullrich, esperan sumarle un eventual triunfo de Alfredo Cornejo en las elecciones de Mendoza, que se llevarán a cabo el próximo domingo. Es un golpe de efecto muy importante, ya que sería meter un triunfo por domingo todo septiembre, antes de los debates presidenciales, y de la recta final de campaña.
Zdero ahora promete terminar con los piquetes, la corrupción y el clientelismo político. Es un dirigente de extracción radical cuya terminal política es Gustavo Valdés, el gobernador de Corrientes que aspira a presidir la Unión Cívica Radical (UCR) en los próximos meses. Con el triunfo en Chaco, el radicalismo puede gobernar cinco provincias -si Cornejo se impone en Mendoza-: Corrientes, Jujuy, Mendoza, Chaco y Santa Fe. El partido centenario apuesta a una renovación dirigencial en lo sucesivo e infla el pecho para disputar poder político al interior de JxC"
, finalizó el analista.