13/04/2024 - Edición Nº2942

Politica

Contrapoder

Empieza a pisar fuerte la pata peronista de Milei

21/11/2023 | En la carrera presidencial, el peronismo fundió motor y ahora deberá entrar en boxes, por lo menos hasta el 2027, cuando le toque salir a buscar revancha en las presidenciales. Pero en las recientes elecciones, la irrupción del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el diputado Florencio Randazzo parece ser una ventana para exigenar el territorio libertario. ¿Será la carta de gobernabilidad para Javier Milei?


por Jorge Joury *


La fórmula de Hacemos por Nuestro País, que cosechó en octubre más de 1.800.000 votos, podría convertirse además en una llave para renovar al peronismo bajo la modernización de una nueva estructura. Simultáneamente, podría ser un aporte de diálogo y consenso para facilitarle la gestión a Milei. ¿Serán ambos parte de la “pata peronista” de sostén para el líder libertario? Horacio Rodríguez Larreta en su momento la buscó para Juntos por el Cambio, Schiaretti quiso sumarse, pero Mauricio Macri y Patricia Bullrich se opusieron. 

Florencio Randazzo es una de las grandes reservas del peronismo y el que lo puso en valor en las últimas horas fue el propio Milei. Junto a la confirmación de varios integrantes de su gabinete, reconoció que no sólo estaba en contacto con quien es su colega en el Congreso, sino que esas conversaciones estaban avanzadas para incorporarlo como parte de su equipo. Las versiones circulantes, dan cuenta de que se le ofrecería la presidencia de la Cámara de Diputados o un lugar importante dentro de la futura administración. 

“Para mí Randazzo es una persona que tiene varias cuestiones a favor. Primero, que en donde lo pusieron trabajó muy bien. Además, es una persona honesta y fue uno de los que se enfrentó a Cristina Fernández Kirchner cuando nadie lo hacía”. Y al ser consultado si tenía pensado tener a Randazzo en su equipo, respondió de manera contundente: “Sí”.

Pero no es sólo Randazzo. Es también empezar a soldar lazos de convivencia con el peronismo que se alejó de Crtistina. Es una estrategia para desarticular el polo de poder K  y desde donde se teme que  broten amenazas concretas de volver a agitar la protesta popular en las calles para entorpecer la futura gobernabilidad. 

La misma llave que imagina Milei,  involucra también a Schiaretti, un líder con fuerte predicamento en el interior del país y que es respetado y reconocido por los gobernadores del PJ y de Juntos por el Cambio. El cordobés terminará el 10 de diciembre y traspasará el mando a Martín Llaryora, otro peronista. En esa fecha tiene que asumir Milei para iniciar la primera presidencia libertaria del mundo.

Las versiones toman cada vez más cuerpo, porque Milei está trabajando en el diseño y construcción de una coalición política que le permita crear a marcha forzada una musculatura parlamentaria de la que carece; conformar una nueva mayoría estable para debatir y aprobar las leyes fundacionales que llevará al Congreso; y al mismo tiempo, evitar una dependencia con el sector de Juntos por el Cambio que conduce el ex presidente Mauricio Macri, quien pretende coparle parte del gabinete.

Miguel Angel Pichetto, quien fue electo diputado, es otro de los hombres que Milei quiere subir a la vidriera libertaria, por su enorme cintura legislativa.

Milei está obligado a avanzar en esta dirección, ya que cuenta con apenas 37 votos propios, más los “halcones” que se referencian con Macri y Patricia Bullrich, que completan unas 80 bancas en Diputados, quedan muy lejos de los 129 exigidos para tener quórum. Por eso, Milei apunta a encontrar interlocutores aptos para dialogar con 57 legisladores que serían “dialoguistas”, según la definición de un informe elaborado por la consultora LLYC. La necesidad de acuerdos se repite, con más gravedad, en el Senado.

En este contexto, el futuro presidente admitió que estaba trabajando en unir distintos sectores que quedaron sin representación ni liderazgo, tanto por la virtual implosión que tuvo Juntos por el Cambio como por la vacancia que se abrió en el PJ después de la fuerte derrota, por más de 11 puntos, de Sergio Massa en el balotaje del domingo. Esa alianza está pensada, dijo Milei, para que “cada uno mantenga su identidad, mientras tenemos una agenda común muy fuerte, que se traduce en que comparten el “90% de una agenda común” que van a llevar adelante.

Algunos creen que Milei está construyendo una suerte de menemismo con austeridad. El libertario admira al ex presidente riojano y considera que su gestión hizo florecer la economía.

En el Congreso, más allá de los legisladores que se identifican con La Cámpora y que responden al liderazgo de Cristina Kirchner, hay diputados y senadores que llegaron en las listas de Unión por la Patria y de Juntos por el Cambio pero responden a gobernadores o, incluso, quedaron “sueltos”, como pueden ser los socialistas de Santa Fe y otros partidos provinciales.

El tándem Schiaretti-Randazzo, busca ampliar el Interbloque Federal, que integran hasta el 10 de diciembre 8 diputados. La estrategia es convocar a conformar un espacio más grande en el que puedan confluir radicales y representantes del PRO que están en la vereda de enfrente de Macri. Y también de diputados del peronismo que se quedaron sin referencias nacionales después de la derrota de Massa.

La idea que se teje, es articular una masa crítica parlamentaria para aprobar aquellas medidas urgentes y que sean compartidas por la mayoría. El objetivo es doblegar la capacidad de veto que puede tener el kirchnerismo más duro.En ese sentido, pusieron como ejemplo la aprobación de un presupuesto equilibrado. Un jugador clave en el armado platense de Hacemos por Nuestro País, reconoció que hay contactos para avanzar con la conformación de esa coalición y, al mismo tiempo, encarar un proceso de renovación del peronismo, que se vería facilitado por la ausencia de referencias nacionales y el derrumbe inédito que tuvo Unión por la Patria en el balotaje del domingo. La misma fuente, ve a Randazzo para un rol importante en el gobierno de Milei, pero cree que Schiaretti se abocará más a representar al nuevo peronismo que nacerá a nivel nacional para disputarle el liderazgo a Cristina.

“Primero la Patria, después el movimiento y luego los hombres”, dice una de las consignas con las que el general Juan Domingo Perón construyó su movimiento político. La patria les acaba de decir que no en las urnas y el movimiento está en desbandada. Los hombres encargados de levantarlo son todavía un misterio y Schiaretti quiere empezar a construir el camino.

Para tomar dimensión del colapso del PJ tradicional, una tabla elaborada por el cientista de datos Federico Tiberti (PhD de la universidad de Princeton) dio cuenta que del total de mesas de votación, el oficialismo perdió en 2 de cada 3. “En muchas provincias Milei ganó en más de 80% o 90% de las mesas. Es el voto más geográfico -y probablemente también socialmente- transversal de todas las elecciones recientes”, detalló.

Además, con el cristinismo debilitado, y la dimensión nacional que adquirió Schiaretti después del 1,8 millón de votos en la primera vuelta presidencial, en el Interbloque Federal le ven al gobernador mediterráneo potencialidad para convertirse en una voz potente del peronismo del futuro y capaz de disputar además con el ultra kirchnerismo, que representan CFK y Axel Kicillof.

También se apunta a lograr el apoyo de la liga de los 10 gobernadores de la UCR y el PRO y sus diputados y senadores. Estos mandatarios, son los únicos que todavía apuestan y mantienen la marca de Juntos por el Cambio.

En esa liga de Juntos por el Cambio están los radicales Gustavo Valdés (Corrientes), Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Alfredo Cornejo (Mendoza), Leandro Zdero (Chaco) y Carlos Sadir (Jujuy), mientras que por el PRO son Jorge Macri (CABA), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Ignacio “Nacho” Torres (Chubut) y los provinciales Marcelo Orrego (San Juan) y Claudio Poggi (San Luis). Está en duda pero también podría sumarse Claudio Vidal (Santa Cruz), que ganó con apoyo de JxC aunque no integra la coalición opositora.

Entre las prioridades de la mayoría de los mandatarios, más allá de dolarizar o eliminar el Banco Central, está el temor a no poder pagar los sueldos y aguinaldos apenas juren. 

A los mandatarios lo que más les importa es lo que sostiene Milei sobre la coparticipación y las transferencias para cubrir los gastos corrientes. 

Son horas decisivas para el país, donde la rosca política toma ímpetu para conformar la nueva gobernabilidad que requiere la Argentina para salir del pozo. Sin un gran acuerdo nacional, con políticas de Estado y convivencia democrática, todo será más difícil. El Papa llamó a Milei para felicitarlo y fue contundente en lo que le aconsejó: "Hoy se requiere sabiduría y coraje".

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información y analista político. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".