15/06/2024 - Edición Nº3005

La Plata

Municipalidad

Alak consiguió la nueva Ordenanza Impositiva con fuerte apoyo, aunque en la oposición hubo pulseadas internas de poder

28/12/2023 | Este jueves el Concejo Deliberante de La Plata, presidido por Marcelo Galland, consiguió la aprobación de la Ordenanza Impositiva 2024 y el alakismo pasó su primera prueba de fuego. Se autorizaron aumentos en la Tasa de Servicio Urbano Municipal de hasta 150 por ciento.


por Redacción


Julio Alak envió al Concejo Deliberante los proyectos de Ordenanza Impositiva Fiscal e Impositiva del Mercado Regional. En el caso de la Tasa SUM sobre inmuebles se aplicará teniendo en cuenta el valor fiscal, y el aumento será de 150 por ciento en las partidas de más valor aunque calculan que el promedio rondará el 130 por ciento.

En los bloques opositores La Libertad Avanza se manifestó en contra del fuerte aumento en el acarreo de autos por parte de grúas. En ese marco, Guillermo Bardón explicó que hasta el ejercicio vigente el acarreo costaba 15 mil pesos y la estadía al playón de traslado, 1500 pesos. Pero sostuvo que ahora será 90 mil pesos el acarreo, y 15 mil pesos la estadía, o sea un 600 por ciento de incremento.

En tanto, la “UCR + Pro por la Ciudad”, el bloque que integran los radicales Diego Rovella, Manuela Forneris, Gustavo Staffolani, y Melany Horomadiuk (Pro), tuvieron un aporte interesante porque buscaron aliviar la presión al contribuyente al incorporar el índice de variación salarial al cálculo de indexación.

Dijo Forneris: “desde el bloque UCR + PRO por la Ciudad, en colaboración con el Centro de Estudios Futuro de la UCR La Plata, analizamos la ordenanza impositiva propuesta por el ejecutivo municipal en el Concejo Deliberante de la ciudad".

"Con el objetivo de contribuir a resguardar a los platenses, solicitamos realizar modificaciones en el Artículo 3 del proyecto original, el cual hace referencia a la actualización de las tasas municipales a lo largo del año"

"La situación económica que estamos enfrentando es abrumadora. Solo podremos hacer frente a la readecuación de los impuestos en la medida en que los salarios se incrementen", determinaron.

"En este sentido, la propuesta que presentamos desde el Bloque contempla establecer un límite a esta potencial reestructuración, incorporando el índice de variación salarial", concluyeron.

Si bien el alakismo contó con el respaldo de 22 votos sobre 24, o sea 10 propios y 12 aportados por la oposición de la UCR, Pro y La Libertad Avanza, en el bloque del Pro garrista hubo posiciones divergentes.

Esta última bancada es presidida por el edil Juan Manuel Martínez Garmendia, y compuesta por los concejales Nicolás Morzone, Darío Ganduglia, Lucas Lascours, Julia Matheos, Florencia Barcia y Lucía Barbier, pero no todos acompañaron la posición de respaldar a la iniciativa alakista de aumento de tasas. Precisamente Barcia y Barbier demostraron la negativa al no estar presente en la sesión realizada con los mayores contribuyentes.

Puntualmente, Barcia y Barbier actuaron en consecuencia de una fuerte petición de ex funcionarios de la administración del ex intendente Julio Garro que decían en un grupo de Whats App muy concurrido: “no podemos votar un aumento de tasas tan perjudicial para los vecinos”, incluso cuestionaban fuertemente a Martínez Garmendia.

Luego de sostener la posición de negarse a votar aumentos impositivos, cuentan que ambas ediles recibieron llamados de apoyo de distintos sectores de Juntos por el Cambio local: “nunca recibimos tantas muestras de acompañamiento, es muy gratificante porque hicimos lo que había que hacer” dijeron desde el entorno de las concejalas. En los pasillos polítios de JxC ambas ediles quedaron muy bien paradas por sostener su posición.

Ahora en adelante hay que ver cómo siguen los posicionamientos dentro del bloque “de los siete”, porque se dice de manera insistente que en febrero Javier Mor Roig podría volver a su banca, con loque Matheos quedaría en el banco de suplente.

Otra cuestión para destacar es que en las últimas horas hubo un intento de diálogo entre un importante operador garrista de primerísima línea y un radical de los que deciden el rumbo partidario. La cuestión tenía que ver con una “inteligencia en común” entre ambas bancadas y explorar un camino de unidad, pero la respuesta del influyente radical fue: “mientras Martínez Garmendia sea el vocero de Garro, no vamos a acceder a una posición en común”.