13/04/2024 - Edición Nº2942

Economía

El ajuste de Milei

Economía argentina de “calzoncillos rotos” y con la única salida de ser bien “barrani”

20/02/2024 11:47 | El titular de CAME, Alfredo González, dijo que la única alternativa que tienen las micro pymes es “pasar a la informalidad” para salir adelante, algo así como la economía “barrani” de Carlos Maslatón. Sin dudas, vamos a una economía de “calzoncillos rotos”.


por Fabricio Moschettoni, editor de Impulso Baires. Twitter @FMoschettoni


En radio Perfil, el titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González, dejó planteado que la supervivencia del sector pyme, y sobre todo micropymes es adoptar una especie de informalidad, o formalidad digital encasillada dentro de los parámetros de la legislación, pero que de alguna manera constituyen una herramienta para subsistir a las reiteradas crisis.

El plan económico de ajuste feroz del presidente Javier Milei está obligando a que las pymes decidan cómo juegan este partido, o se vuelven algo (o 100%) “barrani” o pueden desaparecer.

Acerca del panorama pyme de los últimos años, González dijo a Perfil: “desde el 2008 en adelante fue siempre más la cantidad que cerraron o pasaron a la informalidad, que es un modo de supervivencia que tiene principalmente el sector de la micro y pequeña empresa. Hay una medición fuerte de 2011 a 2021 que indica que hay 46.000 empresas menos. Luego, lamentablemente, siguieron esas condiciones”

Y agregó: “principalmente luego de la pandemia una gran cantidad de micro y pequeñas empresas pasaron a la informalidad comercial, o a ser “ formales digitales” como le decimos en CAME. No son informales ante la ley comercial Argentina, pero son formales digitales porque siguen operando, siguen trabajando ante la necesidad y las condiciones que genera nuestro país también, de una gran presión tributaria, condiciones que nos hacen no ser competitivos”.

“Por una cuestión de supervivencia se van generando una gran cantidad de empresas dentro de la informalidad, hoy superan ya el 40%. Es indudable que esto va a volver a pasar en marzo y abril, por las condiciones que venimos atravesando hace mucho tiempo, agravadas en el último mes”, dijo.

Enero cerró con 28% de caída interanual en el comercio minorista, la inflación de enero fue de 20.6%, la canasta básica para el INDEC fue de 18.6%, y en la primera quincena de febrero en Ciudad de Buenos Aires la ONG Consumidores Libres la midió en 9%, y la pobreza trepó a 57.4%,  según un estudio de la Universidad Católica Argentina.

El abogado y analista de mercados financieros, Carlos Maslaton, hace mucho tiempo insiste con la economía “barrani”, que es un término que proviene de Medio Oriente y significa negro, al margen de las regulaciones del estado y de dudosa contribución impositiva, o prácticamente nula.

Hace poco, Ámbito.com dedicó una explicación a la utilización del término “barrani” por parte de Maslaton, y usa una definición que da en la red X el propio abogado: “La informalidad es más riqueza para el pueblo y menos para el estado opresor. El liberalismo promueve la economía informal, no registrada y exenta de tributación”.

Recientemente Maslaton volvió a la carga con la “economía barrani” y fue a partir de los dichos de González a Perfil: “Por fin una buena de CAME. Proponen economía barrani. Nada más ultraliberal, todo clandestino, asegurado el bienestar para todos. Si Milei y Caputo imponen dolarización aunque sea trucha porque no tienen con qué será más fácil. Podrán desmonetizar el peso de papel pero no el USD”.

Milei no incluye un plan de reactivación ni mucho menos un modelo económico que atienda las necesidades de la cadena de consumo y movilidad comercial para mantener en pie pymes, y solo es motosierra para tener déficit cero, pero a costa de una recesión histórica.

En estas horas se difundió por varias redes sociales una falsa noticia atribuida al INDEC, y se utilizó un logo del diario La Voz con una fecha de septiembre del año pasado, en donde decía: “Situación Argentina: Solo el %10 de la población tiene al menos cinco calzoncillos sanos”. Esa noticia, absolutamente falsa, que es compartida por muchos líderes de opinión en redes sociales, fue desmentida por la propia editorial porque claramente no tienen nada que ver, pero sin embargo, aún siendo muy falsa, describe la realidad.

Argentina marcha a una economía de “calzoncillos rotos”, en donde muy pocos podrán tener un stock adecuado en sus guardarropas, y el resto tendrá que hacerlos aguantar todo el tiempo que se pueda. Algunos apenas rotos y otros muy rotos, pero es parte de la economía que hoy plantea Milei.

La economía “barrani” no es lo mejor, pero indudablemente la crisis nos lleva a todos a esa franja, al menos para intentar salvarnos.