22/04/2024 - Edición Nº2951

Politica

Contrapoder

Otro latigazo para los haberes jubilatorios

21/02/2024 10:03 | Bochornoso por donde se lo mire. Como lo hacen todos los gobiernos, la licuadora del presidente Javier Milei también se puso en funcionamiento de manera despiadada con los jubilados. Primero el ministro de Economía Luis Caputo, había anunciado que el aumento para marzo iba a ser del 30%. Y ahora, resulta que será del 27,18%, 30 puntos abajo de una inflación que habría acumulado un 60,1 % después de que se diera la última suba de haberes para el sector.


por Jorge Joury *


Esto ocurre, cuando el Gobierno planea modificaciones más severas en el régimen de jubilaciones. Sin lugar a dudas, será otro capítulo áspero que aterrizará en breve en el Congreso, donde la Casa Rosada apunta a seguir profundizando el ajuste ya que esto figura entre las condiciones pactadas con el FMI. Para evitar otras once toneladas de piedras, como le ocurrió a Mauricio Macri, el bloque Hacemos, que preside Miguel Angel Pichetto, está dedicado a diseñar algunas iniciativas que podrían tener consenso en la Cámara para emprender la nueva etapa de las sesiones ordinarias.

En ese tema trabajan, dentro del bloque, Ricardo López Murphy y Oscar Agost Carreño. Además, los diputados de la Coalición Juan Manuel López y Maxi Ferraro, entre otros. Ellos presentaron un proyecto para imponer una nueva fórmula de actualización de las jubilaciones. Figuraba en el dictamen de minoría que habían presentado para la ley ómnibus, y debía tratarse después de que el gobierno bajó su proyecto.

Esa fórmula tiene alto consenso y prevé un aumento de alrededor de 40%. Propone actualizar cada mes, retroactivo a enero pasado, por índice de precios y algún bono de compensación. Es difícil que una iniciativa así no tenga el apoyo de la mayoría de los diputados.
Si repasamos los números, el lector podrá apreciar que el ahorro de gasto público hecho con el sector pasivo en los últimos seis años es de U$S 26 mil millones. Y este año, puede ser de otros U$S 10 mil millones.

En 2023, la plata ahorrada en jubilaciones fue de $7 billones (millón de millones) respecto a lo gastado en 2017. Si se suma el dinero ahorrado en todo el período 2018-2023, el monto asciende a $26 billones. Si se quiere tener una idea en dólares libres, el ahorro hecho con los jubilados en seis años alcanza la friolera de U$S 26 mil millones.

El presente penoso de los jubilados no es solo una cuestión propia de un gobierno. Es más bien propia de la sociedad argentina que mirá hacia otro lado, no se involucra y le da la espalda a sus mayores. De lo contrario, ¿cómo se entiende que un jubilado con la mínima esté ingresando al séptimo año consecutivo de pérdida de poder adquisitivo?

Un informe de Idesa, la entidad económica fundada por el expulsado ex titular de la ANSES Osvaldo Giordano, advierte que "la caída en el valor real del gasto en jubilaciones y pensiones es la más decisiva" de las reducciones que dieron lugar al superávit de enero. Es decir, que la premisa de equilibrar las cuentas públicas se logró a costa de la licuación de jubilaciones, en momentos en los que el haber mínimo está en mínimos históricos. Los números cantan la dramática realidad. La jubilación mínima en 2002 fue de $83.078 a precios de diciembre de 2023.

Este mismo valor en 2023 fue de $127.858 a precios de diciembre del 2023.En diciembre del 2023, la jubilación mínima fue de $105.713.

Estos datos muestran un persistente y profundo deterioro en el poder de compra de las jubilaciones. El monto en diciembre de 2023 es inferior al promedio de todo 2023 y se ubica cerca del menor valor que tuvo en el siglo, que fue en 2002. Dado que las jubilaciones se ajustarán recién en marzo de 2024, suponiendo que la inflación en enero sea aproximadamente del 20%, el valor real de las jubilaciones en enero 2024 será el equivalente a $88.094 a precios de diciembre de 2023. En febrero seguramente se ubicará por debajo del valor real que tenían en 2002. Es decir, en febrero, las jubilaciones tendrán el menor valor real del siglo XXI, explicó Idesa.

Otro de los ejemplos más claros del deterioro, es que si se toma el caso de un jubilado con la mínima que no cobre bonos, percibió su mensualidad durante 72 meses, pero fue equivalente a haber cobrado 58 meses con el poder adquisitivo de 2017. La diferencia es la pérdida de 13,7 haberes.

En este caso, si se desea expresarlo en valores de diciembre de 2023, es decir, en plata actual, la compensación necesaria sería de $2,8 millones. Este número surge de multiplicar el haber mínimo promedio de 2017 a precios de diciembre de 23 ($204.992) por 13,7 meses de pérdida.

Como a las jubilaciones las paga el Estado nacional, cuando se ajusta a los jubilados, el gasto público real se reduce; y por esa vía también se achica el peso relativo del gasto en jubilaciones dentro de la economía.

Otro dato para destacar, es que los jubilados del sistema general de la Anses que nunca recibieron bonos -sino que solo vieron incrementado su ingreso según el índice de movilidad- son un 110,9% más altas que las de un año atrás. En tal caso, que es, por ejemplo, el de quien tiene un haber mensual de $250.000, la pérdida de valor es de 40,5%. Expresado de otra manera: si en enero de 2023 con el monto percibido se podía comprar el 100% de un determinado conjunto de bienes y servicios, en el comienzo de este año solo se pudo adquirir, con el ingreso, algo menos del 60%.

¿Con estos números, alguien duda que los jubilados son la clase más olvidada de la Argentina?

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información y analista político. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".