22/04/2024 - Edición Nº2951

La Plata

Debate

Reacciones del ajuste de Milei a las universidades públicas llegaron al Concejo Deliberante

29/02/2024 08:02 | El gobierno del presidente Javier Milei está ahogando financieramente a las universidades públicas al buscar que resuelvan sus costos de funcionamiento con el presupuesto del año pasado en medio de una inflación galopante. Los rectores de todo el país manifestaron su preocupación, y concejales del bloque UCR + Pro por la Ciudad llevan el tema del deliberativo platense.


por Redacción


Hace unos días, el Consejo Interuniversitario Nacional, integrado por rectores de todas las universidades públicas del país, manifestó su preocupación por las derivaciones en la educación pública del ajuste que está aplicando el presidente Javier Milei.

En un documento fechado el 21 de este mes, dijeron, entre otras cosas: “conscientes de la delicada situación que atraviesa la Argentina, las autoridades del sistema universitario público hemos compartido nuestras preocupaciones responsablemente, hemos gestionado ante las autoridades competentes las acciones que entendemos necesarias y, producto del esfuerzo colectivo de nuestras comunidades, hemos garantizado, en condiciones muy difíciles, la continuidad de las actividades en cumplimiento de nuestra misión, pero es tiempo de advertir, con la gravedad que la situación impone, que, de no mediar acciones que rectifiquen el rumbo, se verá seriamente afectado el pleno funcionamiento de las instituciones universitarias públicas”.

“Frente a esta realidad, este Consejo sostiene la necesidad de: a) incrementar razonablemente los gastos de funcionamiento mensuales, actualizándolos conforme el proceso inflacionario que atravesamos, de manera de garantizar la continuidad de nuestras actividades y el cumplimiento de nuestra misión; b) actualizar los salarios de docentes y no docentes; c) dar continuidad a los programas universitarios vigentes destinados a inversión en obras de infraestructura, equipamiento y sostenimiento de los programas de becas; y d) garantizar el presupuesto necesario para sostener las actividades de ciencia, tecnología y extensión”, indicaron.

Unos días antes, referentes estudiantiles de Franja Morada de La Plata, que conducen 10 de los 17 centros de estudiantes, mantuvieron un encuentro con el vicepresidente institucional de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, en donde abordaron la situación, y días más tarde pasaron por el mismo despacho referentes de otras agrupaciones estudiantiles como La Mella, que conduce en Medicina y Artes; La Cámpora que es conducción en Periodismo; la JUP, con presencia dirigencial en Humanidades; el MOI, conducción en Odontología; MILES, que conduce en Trabajo Social, y el Frente Natural, agrupación conductora en Ciencias Naturales.

En ese marco, Tauber dijo que abordaron “las dificultades que puede acarrear seguir afrontando los gastos de funcionamiento de nuestra Universidad con un presupuesto prorrogado, en un escenario de inflación del 200% anual”.

Al mismo tiempo, el funcionario se comprometió a acompañar al movimiento estudiantil en “sus reclamos para asegurar los fondos que permitan seguir garantizando el funcionamiento de las distintas herramientas de bienestar estudiantil que hoy son imprescindibles para garantizar la continuidad de los chicos en las aulas”.

En las últimas horas, el vicerrector de la UBA y diputado nacional por la UCR, Emiliano Yacobitti, dijo que el gobierno federal publicó los montos de las transferencias de gastos de funcionamiento para universidades del mes de febrero de este año y que será "exactamente el mismo monto congelado que el de febrero 2023".

"Esta transferencia tiene una caída real del 72% en el valor de la transferencia mensual, representando menos de un tercio respecto de la de febrero 2023", indicó.

En la comunidad educativa hay preocupación por las acciones que lleva adelante el gobierno de Milei, pero están dispuestos a dar pelea con todos los medios a su alcance para defender la universidad pública y gratuita. En ese sentido, hace unos días, en una charla con padres de ingresantes de Ingeniería de la UNLP, el decano Marcos Actis, informó sobre los esfuerzos de esa casa de altos estudios para mantener la calidad y la contención a los miles de estudiantes que cursan sus carreras, y dijo: “piensen que, si yo tendría que cobrarles a los 6.500 chicos que están cursando, que no lo haría ni loco porque voy a pelear hasta el último momento por la educación gratuita, deberíamos estar pensando en una cuota mínima de 200.000 pesos por mes”, estimó.

“Tenemos 1.300 docentes, 200 Nodocentes, pagamos 5 millones de pesos de luz y por lo que escuchamos vamos a pagar 10 millones el mes que viene. Entonces, comprendan por qué hacemos el esfuerzo, sus hijos tienen que aprovechar esta oportunidad”, insistió Actis en su defensa de la educación pública no arancelada.

En La Plata hay preocupación también en el impacto de su economía porque es una ciudad de características universitarias en donde los comercios, el mercado inmobiliario, entre otros actores, también se van a ver golpeados por la situación de ahogo financiero.

Por esa situación, los concejales del Bloque UCR + Pro por la Ciudad, que son Manuela Forneris, Diego Rovella, Gustavo Staffolani y Melany Horomadiuk presentaron un proyecto de Decreto para adherir al comunicado del Consejo Interuniversitario Nacional en el que se advierte la difícil situación por la que atraviesa el Sistema Universitario Público Nacional.

Entre los fundamentos, los ediles dijeron que “las universidades públicas argentinas transforman las vidas de las personas, de sus familias y de las comunidades que las rodean, son la garantía del acceso a la movilidad social de los estudiantes”, y que en 40 años de democracia ininterrumpida ven con preocupación esta situación de asfixia que se ejerce sobre la educación pública, gratuita y de calidad.

Por esa razón, piden con carácter imperativo que se actualicen los montos de las asignaciones presupuestarias teniendo en cuenta la evolución del costo de vida, para que se pueda continuar con las prestaciones correspondientes, actualizar sueldos de docentes y no docentes, mantener equipamiento técnico, asistir al bienestar estudiantil, entre otras cuestiones.

Dicen de manera enfática que “nuestra Ciudad no puede mirar para el costado”, y hacen alusión a las características históricas de la capital bonaerense en cuanto al rol de su universidad pública.