15/06/2024 - Edición Nº3005

Politica

Contrapoder

Cien días de gobierno y una  luna de miel que se termina

19/03/2024 06:12 | Ya sea por espanto o por asfixia económica, cuando se cumplen 100 días de gobierno, Javier Milei necesita hacer de manera urgente, un control de daños y calibrar la brújula para llegar a buen puerto.. Hoy más que nunca, debe plantearse la necesidad de construir acuerdos políticos si quiere llevar adelante su plan de transformaciones. No puede seguir peleándose con todo el mundo.


por Jorge Joury*


No es casualidad que el Presidente haya pedido “paciencia y confianza”. El Gobierno tiene claro que aún no se tocó fondo, pero por otra parte hay que poner atención que la “luna de miel” que caracteriza el inicio de las gestiones de Gobierno se irá esfumando en la medida en que el bolsillo acuse más recibo del ajuste y no aparezca la luz al final del túnel.

En esa dirección, una  nueva encuesta de Zuban Córdoba encendió las alarmas en Balcarce 50. Según el sondeo, el rechazo hacia el gobierno ha aumentado hasta alcanzar el 57.4%, mientras que el apoyo se reduce al 42.7%. La caída viene desde febrero.

El descontento se refleja también en la percepción del rumbo del país, donde un significativo 55% considera que el gobierno está encaminado en la dirección equivocada. En contraste, solo el 42.4% opina lo contrario.

Hay que tener en cuenta que los aumentos de tarifas tendrán un efecto muy fuerte, especialmente en la piel de las clases medias. Todavía no llegaron las facturas con las últimas subas  de la electricidad y están pendientes los incrementos en el gas, mientras se termina de negociar el ajuste del agua.

Además de impactar de manera directa en los presupuestos familiares, estos aumentos también generan una “segunda vuelta” de ajustes. El caso típico es el de las expensas. A su vez, las fábricas y comercios sufrirán una fuerte suba de los costos de producción que terminará impactando en los precios de los productos que venden. Las subas de las naftas también ponen lo suyo y se ven menos autos  circulando por las calles.

El incremento de las tarifas es impostergable, porque es la manera de bajar los subsidios y mantener el equilibrio fiscal. Para continuar con la baja del riesgo país, la estabilidad cambiaria y la acumulación de reservas, el Gobierno depende de prolongar el buen comportamiento fiscal de enero. Pero a su vez el FMI salió a marcar la cancha: pide más motosierra y menos licuadora, ese fue el mensaje de la subdirectora gerente del organismo, Gita Gopinath.También el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley, afirmó  que la relación bilateral mejoró en forma notable desde que asumió el presidente Javier Milei, aunque aclaró que existen varios desafíos clave para fomentar las inversiones en el país, como la baja de la inflación, el permiso para que se puedan girarse dividendos a las casas matrices, el respeto a las leyes y a la propiedad intelectual.Además, el diplomático utilizó la misma expresión que otros funcionarios de la administración demócrata, como la titular del Tesoro Janet Yellen y la número 2 del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, que si bien elogiaron las reformas implementadas en estos tres meses, pero pidieron que en esta transición se proteja a los sectores más vulnerables, como los jubilados y las clases más postergadas que son las que más están sufriendo los efectos del ajuste.

Otro semáforo en rojo que se encendió para Milei es el de UNICEF, que alertó que en Argentina 7 de cada 10 chicos viven en la pobreza.El organismo internacional estima que si no se modifica la tendencia actual, la pobreza infantil alcanzará el 70% y la indigencia el 34% a finales del primer trimestre.

Al mismo tiempo se discute con los gobernadores el regreso del impuesto a las Ganancias, volviendo al esquema previo al que estaba vigente antes de la ley que impulsó Sergio Massa para aliviar los bolsillos de la clase media. Al final, el ministro de Economía no llegó a la presidencia, pero las provincias (y también la Nación) perdieron una importante fuente de ingresos fiscales.

Los últimos pasos que dio Javier Milei buscan respetar la ecuación de “más motosierra y menos licuadora”, que incluso sugirió el FMI. Pero además la baja de sueldos a los legisladores o el cierre del INADI y de la agencia oficial de noticias Télam buscan trabajar sobre el umbral de paciencia de la gente, ante una recesión que se agravará en los próximos meses

El tema quedó planteado en el encuentro que mantuvieron los gobernadores en Casa Rosada. El planteo ya es conocido: el Gobierno precisa que se avance con la ley de Bases y ofrece a cambio la vuelta de Ganancias para asalariados. La discusión, en todo caso, pasa por quién asume el costo político de ese anuncio.

Lo que se teme es que el malestar de la clase media podría ir en aumento y volverse en contra del Gobierno, algo que tienen bien claro en el círculo íntimo del Presidente. Pero al mismo tiempo también habrá señales positivas, con las que se buscará consolidar la idea de “la luz al final del túnel”.

La baja de la inflación es central dentro de este esquema y lo que daría sustento a la idea de “aguantar el sacrificio”. Sin embargo, la disminución tampoco será tan rápida. En parte porque hay precios relativos que aún se terminaron de acomodar  como las tarifas y en parte porque los ingresos volverán sufrir en caso de implantarse la vieja escala de Ganancias.

La inflación de febrero fue de 13,2% y acumuló 276,2% durante el último año, según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El dato mensual implicó una desaceleración respecto al 20,6% que había marcado enero y el 25,5% de diciembre, el que fuera el número más alto desde febrero de 1991. El acumulado del 2024 se ubicó en 36,6 por ciento. No obstante, en la primera semana de este mes los precios volvieron a acelerarse de manera peligrosa y muchos le rezan a la inflación de marzo.

 Algunos economistas creen que una tenue luz al final del túnel puede comenzar a verse a partir de  abril o mayo. En el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica el Central, las consultoras que intervienen no son tan optimistas y proyectan que recién se llegue en junio.Luis “Toto” Caputo recibió en la última semana a empresas de consumo masivo y supermercados. El ministro de Economía pasó un mensaje a los formadores de precios de la canasta básica: no hay planes de devaluación, por lo que el tipo de cambio oficial seguirá aumentando a un ritmo de 2% mensual. No tendría sentido hacerlo cuando además el techo de la brecha cambiaria, llevándola prácticamente al 15%, el precio más bajo desde fines de 2019.

Según la consultora Equilibra, los dólares financieros deberían salir de su letargo. Para fines de marzo se estima una cotización de $1.170 y para fines de abril de $1.350. Si se produce este repunte, la estrategia de mantener un ritmo mínimo de ajuste para el oficial tambalea. Por eso, Domingo Cavallo sugirió acelerar el “crawling peg”, aprovechando además la desaceleración de precios de febrero.

Pero Caputo hizo otro pedido. No pidió un congelamiento o listas de precios como con el kirchnerismo, pero sí que los supermercados transparenten los precios. En medio de la caída de consumo, empezaron a proliferar ofertas para seducir a los clientes. La más repetida es “el segundo producto con descuento del 80%”. Esto reduce sustancialmente el precio de un yogurt, de una lata de atún o de una gaseosa para el consumidor, pero no es tenido en cuenta por el INDEC para efectuar su medición mensual de inflación.

La decisión del Gobierno de no homologar la paritaria de Camioneros procura evitar que los aumentos salariales excesivos impidan una disminución más rápida de la inflación. Las fabricantes de bebidas le explicaron al equipo económico que un aumento del 45% (entre marzo y abril) necesariamente debe ser trasladado al consumidor para que la ecuación cierre.

La paritaria de Camioneros mantiene en vilo a las empresas. Los Moyano negociaron un aumento de 45% para el bimestre marzo-abril, pero las compañías de consumo masivo y especialmente las fabricantes de bebidas, ya adelantaron que trasladarían ese incremento al producto final por no poder absorber los costos

Lo que se resuelva en este caso será un verdadero “caso testigo” para otras negociaciones sindicales. Para frenar esta bola de nieve, no queda otra que bajar fuertemente las expectativas de inflación para adelante, tanto en el caso del público como de las empresas. La desaceleración inflacionaria está en marcha, pero llevará tiempo. Milei señaló que la caída del dólar en algún momento “hará bajar la inflación como un piano”, pero eso todavía no sucedió y podría demorar un tiempo más.

El Gobierno sabe que ahora apelar a la paciencia requerirá de esfuerzos adicionales. Por eso, encendieron más fuerte la motosierra. No solo para reducir el nivel de gasto en el Estado, sino también para calmar la ansiedad de la gente, como ocurre con el cierre de la agencia Télam, desenmascarar los negociados detrás de la contratación de seguros o dar marcha atrás con los aumentos de sueldos a legisladores. Nada alcanza para alcanzar el equilibrio fiscal, pero se da un mensaje muy fuerte de austeridad.La realidad marca que hay un Estado cada vez más pobre con una legión de políticos multimillonarios. Una vieja declaración de José Manuel De La Sota, que le dijo hace años a Bernardo Neustadt: “Algo anda mal en la Argentina si la gente cada vez está peor y los políticos cada vez estamos mejor”. Hablaba del patrimonio. Este es el problema.Es obvio que si  se quiere reducir la dimensión del Estado de 45% a 25% del producto Milei va a tener que contar con un plan político y no solo fiscal. Aquí es donde aparece con toda claridad el rol estratégico de la negociación que abrió el Gobierno con los gobernadores, una de las políticas que deben estar incluidas en este programa económico.

El Pacto de Mayo también tiene como objetivo plantear un nuevo horizonte temporal para la sociedad. De esta forma, es más digerible el ajuste y la caída adicional de la actividad que se verá en los próximos meses. Este gran acuerdo político, según plantea el propio Gobierno, sería algo así como un antes y un después, por lo que es una buena manera también de ganar tiempo y mantener altas las expectativas.

Milei deberá romper la “maldición” del segundo semestre. La promesa de Mauricio Macri de un repunte económico luego de los primeros seis meses de gestión no se produjo, aunque sí es cierto que el año siguiente, el 2017, fue el único positivo de su gobierno, con fuerte aumento del nivel de actividad, baja de inflación, pero un aumento fuerte del endeudamiento.

Durante estos 100 días, Milei ha puesto todo su ímpetu en terminar con los curros de la política y la respuesta de “la casta” es arremeter y generar un clima destituyente y de alta tensión social. Los planes sociales, negocios sucios con las universidades, los seguros, los recitales son algunos de los privilegios de la política que van quedando al descubierto y ponen los pelos de punta.

En cuanto al curro de los seguros todo indica que el ex presidente Alberto Fernández “recomendaba” a sus funcionarios que contratasen como intermediario de seguros a su amigo Héctor Martínez Sosa. Martínez Sosa es el marido de la secretaria privada de Alberto, María Montero. Según la periodista Camila Dolabjián , Alberto Fernández le pidió a Gendarmería Nacional que contratara a Martínez Sosa por $900 millones por mes. Algo así como $30 millones por día. Pero Alberto nos decía que ningún amigo suyo había hecho negocios con el Estado y en las últimas horas volvió a negarlo. En cuanto a su ex secretaria, Alberto se sacó el polvo de encima.“No puedo garantizar que ella no haya hecho una cosa así”. Con esta frase, buscó desligarse,  de la onda expansiva provocada por el escándalo detectado en la ANSES durante su gestión como Presidente, entre 2019 y 2023, que ya derivó en una denuncia judicial y en una revisión exhaustiva de los seguros contratadas por las diferentes áreas de gobierno en ese período.Otro de los nichos donde se manejaban millonarias cajas  para esquilmar al Estado,son las villas. En este sector, la  Secretaría de Integración Socio-Urbana conducida por Fernanda Miño -muy cercana a Juan Grabois- gastó US$ 1244 millones. Eso da un promedio de US $311 millones por año y US 26 millones por mes. Pero Grabois dice que rendirá cuentas cuando sea presidente.

Otra caja de Pandora son las universidades. El gobierno anunció que se ha frenado la creación de cinco nuevas universidades públicas, entre ellas la de las Madres de Plaza de Mayo, que fue un pedido del condenado Amado Boudou.La motosierra de Milei pasó también por Aerolíneas Argentinas. También se anunció la suspensión de la acumulación de millas para funcionarios por pasajes pagados con fondos públicos. El año pasado, el Estado perdió $2364 millones en esto y encima generó 1000 viajes personales en clase ejecutiva pagados por el Estado.¿Por qué  el kirchnerismo defiende tanto a Aerolíneas Argentinas? Muy sencillo, porque la usaban ellos para viajar en primera y porque metían a sus amigos a trabajar ahí con sueldos fabulosos.

En cuanto a los polémicos recitales, se habló mucho de Lali Espósito. Milei la puso en el centro de la escena y  finalmente, se supo que el año pasado la cantante cobró del gobierno de La Rioja, una de las provincias que entró en default, US$233.000: 197.000 dólares por caché, 20.000 dólares en pasajes de avión, 1990 dólares en refrigerios y 14.368 dólares por iluminación.

En lo que tiene que ver con los planes sociales, el gobierno descubrió 122.600 planeros “VIP” que habían viajado al exterior entre 2020 y 2023. Incluso 3000 planeros viajaron en avión o crucero. Milei seguirá destapando ollas que huelen mal, pero también debe negociar y construir poder si quiere imponer sus leyes. Si su idea es avanzar hacia el Pacto de Mayo, necesita de la política. Pero si persiste en su discurso anti casta, y continúa fabricando enemigos en todos los frentes, como también en el plano gremial y en el círculo rojo, nadie le tenderá la mano y su proyecto terminará naufragando. La moneda está en el aire.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información y analista político. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".