22/04/2024 - Edición Nº2951

Politica

Análisis radial

"El clima social se enrarece", advirtió Jorge Joury por FM 98.9 y Pinamar TV

28/03/2024 10:21 | "Pese a que el presidente Javier Milei aún mantiene un importante nivel de apoyo a su gestión, el clima social está en ebullición ante una población que percibe una aceleración en el deterioro de su calidad de vida y cada vez se ajusta más el cinturón privándose de cosas elementales como hacer una salida por mes a comer afuera o ir al cine". Así lo señaló el periodista Jorge Joury en el programa "A las cosas por su nombre", que conduce Hugo Manzo por la FM 98.9 y Pinamar TV.


por Redacción


El analista dijo ue :Según un estudio de la consultora Moiguer -especializada en consumo- el 52% de los argentinos debió utilizar ahorros para pagar gastos del presupuesto cotidiano y el 85% redujo la cantidad de productos de la compra habitual para el hogar. Encima, para abril se viene un aumento del 300% en el gas". 

" Lo de Milei es un fenómeno pocas veces visto que sorprende a quienes tienen a su cargo sondear a la opinión pública. Muchos argentinos están dispuestos a concederle al Presidente el tiempo que no tienen para ellos mismos. Incluso, una parte de la población que tiene serias dificultades para llegar a fin de mes con sus ingresos propios exhibe una llamativa paciencia frente al gobierno nacional.
La consultora Isonomía, no sólo da cuenta de esa revelación. También asegura que asistimos a otra característica novedosa en la opinión pública: hay más argentinos que desean que a Milei le vaya bien que argentinos que quieran al presidente de la Nación, algo que no se apreciaba con claridad ni en el gobierno de Mauricio Macri ni a lo largo de las gestiones gubernamentales del kirchnerismo. Parte de ese fenómeno puede explicarse, para el consultor, porque uno de los mandatos que la ciudadanía le asignó al actual jefe del Estado es pelearse con quienes nos trajeron hasta donde estamos y en este clima no siempre triunfan los más poderosos, sino que podemos asistir a un tiempo para los antihéroes, para quienes la fragilidad puede ser parte de su poder.
Mientras tanto, en la vida real, la pobreza se acelera con una velocidad nunca vista en el conurbano, pero las alarmas se han encendido también en la Ciudad de Buenos Aires, uno de los distritos más ricos del país. Hay consultoras que afirman que en el territorio de Jorge Macri nunca en los últimos 16 años vieron una suba de la pobreza como la de los últimos dos meses.En el Movimiento Evita creen que es inevitable un estallido social.
Milei frenó los pagos a los comedores y licuó buena parte del gasto social, además de las jubilaciones y los sueldos del Estado. También paró a cero la obra pública, donde en este momento hay 100 mil desocupados entre despidos y suspensiones. 
Además, el Gobierno avanza con una nueva ola de despidos de trabajadores estatales. Los gremios calculan entre 14.000 y 20.000 personas
Fuentes de la Casa Rosada confirmaron que el porcentaje de los despidos será “entre un 15% a un 20%” del total de más de 70.000 contratos de trabajadores, los cuales serán notificados en las próximas horas.
Por poner una comparación, todas estas cuestiones significan poner en marcha una fábrica de pobres. 
Otra señal inquietante es que a poco más de un mes de haber anunciado un plan de inversiones para producir un nuevo modelo en el país, la automotriz Toyota anunció un plan de 400 retiros voluntarios producto del enfriamiento de la economía promovido por el gobierno y de la fuerte caída en las ventas registrada en las últimas semanas. También Renault paralizó su producción.
Otro sector severamente afectado de los industriales, también con una mayor concentración en el mercado interno, es el de madera y muebles. Un estudio realizado por la Cámara de Fabricantes de Muebles, Tapicería y Afines (Cafydma) durante la última semana de marzo a 50 socios (producen en Santa Fe, la mayoría, y el resto en Capital Federal) reflejó que el 30% tuvo en los últimos dos meses caídas de ventas del 70%; otro 30%, entre 50% y 60%; y el 40% restante, entre 30% y 40%. La encuesta reveló que el 70% de los empresarios está aplicando suspensiones del personal, totales o parciales, o lo está evaluando para afrontar la crisis de actividad.
“Casi todas las empresas aprovecharon las vacaciones para parar la producción, adelantaron vacaciones, redujeron turnos y ahora ya están con suspensiones. Por ahora quieren aguantar porque si te quedás sin gente, no es fácil retomar cuando repunte la actividad. Hay que ir con cautela”, dijo una fuente del sector de línea blanca.
Casualmente, una de las firmas del sector que oficializó esta decisión días atrás fue Longvie, que decidió suspender a la mitad de sus trabajadores en las plantas que tiene en Catamarca y Entre Ríos. La medida se aplicará hasta mediados de abril y los empleados cobrarán alrededor del 80% del haber bruto. En esas fábricas, la empresa produce lavarropas, termotanques, calefones y estufas.
“En marzo, ya llevamos más de 220 conflictos entre paros, suspensiones y despidos. Se complicó mucho el panorama desde diciembre. Este mes, el grueso fueron paros de docentes, judiciales, colectiveros y del sector público. Despidos registramos más de 10.000, entre organismos del Estado, obra pública y otros sectores como textiles y electrodomésticos. Pero ahora va a venir la segunda tanda de las desvinculaciones estatales. Suspensiones hubo menos que en el verano porque no están las de las terminales automotrices en marzo”, afirmó el director de Tendencias Económicas y Financieras, José Luis Blanco. Si bien la estadística resulta insuficiente –los datos son relevados de información que las empresas hacen pública y son noticia–, no deja de mostrar la tendencia de lo que está ocurriendo.
El informe de febrero, en tanto, registró 16.480 despidos, frente a ninguno en el mismo mes de 2023, y se debieron a la “pronunciada caída de ventas, cierres de empresas, ajuste de gastos de municipios y paralización de la obra pública”. A su vez, las 16.553 suspensiones contabilizadas se explicaron por falta de insumos importados y desacuerdo en las negociaciones paritarias que paralizó la actividad de las plantas pesqueras en Puerto Madryn, Chubut y disparó paros metalúrgicos de 24, 48 y 72 horas en las plantas siderúrgicas en las tres primeras semanas de marzo, precisó el informe del mes pasado de la consultora.
Hay quienes sostienen que el Presidente parece considerar más peligrosa una corrida financiera que una corrida social. Le dan un valor superior a la estabilidad, un altar ante el que hay que sacrificar todo: empleo, poder adquisitivo, crecimiento. Todo indica que trabajan bajo la hipótesis que la gente está dispuesta a ser más pobre si se termina la inflación. Después de décadas de inestabilidad económica, pueden no estar equivocados.
Pero el FMI encendió las alarmas. Durante el Foro IEFA Latam, el representante del organismo de crédito en la región, Rodrigo Valdés, le pidió al gobierno “revisar la calidad del ajuste” y pidió que los controles cambiarios sean equilibrados “de forma muy cuidadosa”.
En el mismo sentido, remarcó que desde el Fondo consideran importante “sostener los esfuerzos” para apoyar a los “sectores más vulnerables de la población” y que así la carga más pesada del ajuste no caiga “desproporcionadamente sobre las familias trabajadoras”,
finalizó el analista.