12/06/2024 - Edición Nº3002

Politica

Escándalo

Milei mintió, Villarruel lo desenmascaró: por día, un senador nacional ganará bastante más que una jubilación mínima al mes

19/04/2024 07:36 | El presidente Javier Milei sabía que se iba a votar en la Cámara Alta la barrabasada del “salariazo” a los 72 senadores nacionales. El próximo recibo de sueldo de un legislador nacional del Senado será de alrededor de $ 7.000.000, o sea que percibirá, por día, bastante más que una jubilación mínima. ¿Y los diputados?


por Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni


Para el mes de mayo, cada senador tendrá una dieta de más de $ 7.000.000 en bruto, lo que significa un salariazo espectacular que decidieron por unanimidad.

La votación fue contundente y nunca más rápida: 66 votos a favor, ningún rechazo y ninguna abstención. Los que no votaron fue porque estaban ausentes en el momento de la sesión.

Es decir que, si se tiene en cuenta que la jubilación mínima de abril es de $ 171.217 sin el bono adicional, hay que entender que un senador nacional percibirá por díaalrededor de $ 240.000 brutos. O sea, en un solo día cada senador ganará más que un jubilado de la mínima por mes.

El presidente Javier Milei mintió cuando salió rápido a aclarar que sus siete senadores votaron en contra, situación que tuvo que remendar rápido luego de que otros siete del Pro, hicieran una especie de piquete tuitero diciendo que ellos tampoco habían votado. Pero mintió doblemente, primero con los propios y después con sus parientes, porque todos votaron, y hasta uno de los suyos puso el gancho en el proyecto y después se arrepintió: Bruno Olivera Lucero (libertario).

Los senadores buscaron una maniobra bastante oscura pero legal para darse el salariazo. Optaron por una votación “a mano alzada” para licuar culpas y no dejar el pulgar escrachado al momento de votar electrónicamente como tendría que haber sido. 

Los14 que dijeron que no votaron lo que sí votaron, tiene el doble de culpa que los que admitieron el salariazo, porque además mintieron de una manera asquerosa y repudiable. ¿Ahora, después de decir que no votaron aunque mintieron, van a devolver su parte?

La vicepresidenta Victoria Villarruel se plantó y salió con la verdad mediante un mensaje en redes sociales: “Hoy los senadores de todos los bloques acordaron un aumento de su salario que fue votado a mano alzada en el recinto por contar con los votos necesarios para hacerlo. Como presidente del Senado NO soy senadora, no cobro del Senado y NO puedo interferir en esas decisiones”, dijo.

El proyecto de aumento se consensuó en labor parlamentaria. Entre los firmantes está el presidente del bloque kirchnerista, José Mayans, los peronistas disidentes Juan Carlos Romero y Carlos Espínola, la neuquina Lucila Crexell, el radical Pablo Blanco y la misionera Rojas Decut. Pero también dio su apoyo Olivera Lucero, un hombre del presidente.

El escándalo fue tan grande que hasta el propio presidente del bloque de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche, no tuvo opciones y terminó involucrando al presidente Milei en la jugada: “sabía que se iba a votar esto, nosotros tenemos comunicaciones permanentes. Él sabía que se iba a votar. Lo que pasa es que nosotros no podemos ir en contra de la voluntad del senado, para eso justamente existe la democracia”, expresó en diálogo con Radio Rivadavia.

El texto acordado y votado por todos dice que las dietas pasarán a estar conformadas por 2.500 módulos de $ 1.800, más un adicional de 1.000 módulos por gasto de representación y 500 módulos por desarraigo. Pero además a los doce meses del año le agregan el aguinaldo, o sea que son trece meses.

O sea que la cuenta de todos esos módulos da la abultada cifra de $ 7.200.000. Por mucho menos se han hecho cacerolazos en este país.

En el bloque de La Libertad Avanza anoche decían que la presión creció luego que se conoció el ascenso del vocero presidencial, Manuel Adorni, y además se fueron filtrando nominaciones nuevas que está haciendo el Poder Ejecutivo en todos los ministerios.

“Es impresionante cómo se nombran funcionarios, no somos boludos, nosotros tenemos que poner la cara y en el Ejecutivo hacen cualquier barbaridad”, siguió diciendo la misma fuente.

El escándalo surge cuando las boletas de luz vinieron, para algunas pymes, siete veces más caras que el mes anterior, y cuando las universidades deben trabajar sin luz porque no tienen presupuesto, o cuando se despiden trabajadores todos los días desde el sector público y el privado. Esta canallada en el Senado de la Nación, con el aval del Poder Ejecutivo, surge también cuando los clubes de barrio, que son los que sacan a muchos chicos de mundo de la droga, no saben cómo hacer para pagar los servicios públicos por los crueles tarifazos.

La responsabilidad es de los 72 senadores nacionales, y también del presidente Milei por mentir de una manera vergonzante.

Ahora hay que ver qué hacen en la Cámara de Diputados. Anoche, en reserva, un diputado nacional confió a este columnista: "a partir de ahora puede haber la Cámara de los Ricos (por los senadores), y la Cámara de los pobres (por los diputados)".