15/06/2024 - Edición Nº3005

Politica

Contrapoder

El Presidente sufrió el primer aplazo

24/04/2024 12:05 | El Gobierno intentó bajarle el precio a la marcha universitaria, pero sintió el golpe. Es más, la pudo haber evitado, pero no la vio venir. La movilización popular se transformó así en un gran hito político de resistencia a las políticas de ajuste de Javier Milei, que no deja margen para las descalificaciones habituales y enciende luces amarillas para el propio electorado que lo votó.. 


por Jorge Joury*


La protesta superó todas las expectativas y las proyecciones de los organizadores. Fue una suerte de "estudiantazo", pocas veces visto. Casi 800 mil personas desbordaron las calles desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo y junto con el interior se estima que más de un millón de almas le dijeron no al ajuste. Fue un hecho heterogéneo y transversal, que atraviesa  generaciones, pertenencias sociales y partidarias. Dejó en claro que para el pueblo la educación pública es un valor identitario fundante e irrenunciable. 

"Defendemos el acceso a la educación superior pública como un derecho. Creemos en la capacidad igualadora de la educación pública y gratuita, en el poder transformador de la universidad como formidable herramienta de movilidad social ascendente y en el aporte diferencial y sustantivo de la producción científica", decía el documento que leyó en el acto central la cordobesa Piera Fernández De Piccoli, presidenta de la Federación Universitaria Argentina (FUA). "Todos los problemas que tenemos se resuelven con más educación y universidad pública, con más inversión en ciencia y tecnología. Queremos que nuestras instituciones sean el dispositivo que le permitan a la Argentina desandar las desigualdades estructurales y emprender la senda del desarrollo y la soberanía. La educación nos salva y nos hace libres. Convocamos a la sociedad Argentina a defenderla".

Para el analista político Andrés Malamud “el propio electorado de Milei está encendiendo una luz amarilla”. El reconocido politólogo destacó también la masividad del reclamo universitario en el interior del país, donde el Presidente cosechó un fuerte apoyo en las elecciones. “La gente le está pidiendo que no se le vaya la mano”, sostuvo.

El Gobierno creyó que perseguir  las cajas negras de las universidades era para anotarse otro galardón en su lucha contra la corrupción y se chocó con el sueño más grande de los argentinos.

Nuestro país siempre ha guardado a la educación universitaria pública como una de las joyas más preciadas.. Ya no es solamente la clase media burguesa la que va a la universidad. La clase media baja también lo hace. Y esas familias que eran de clase media y hoy están por debajo de su situación habitual, entienden que la educación superior para sus hijos es lo único que las va a salvar de la pobreza.

Tal vez habría que recordarle al Presidente que en la entrada de una de las universidades más importantes de Sudáfrica, reza el siguiente mensaje: "Para destruir una nación no se requiere de bombas atómicas y misiles de largo alcance, solo se necesita bajar el nivel de educación".

También sería bueno que el jefe de Estado tomara debida nota que nuestras universidades de excelencia nos dieron 5 premios nobeles: Carlos Saavedra Lamas, Luis Federico Leloir, César Milstein, Bernardo Houssay y Adolfo Pérez Esquivel.

El coletazo también se sintió en sectores del Gobierno que cuestionaron que a Milei "no lo cuidaron" al no desactivar a tiempo el conflicto más previsible de su mandato. El presidente compró un problema a futuro y se fabricó un enemigo que le puede dar otro dolor de cabeza en el corto plazo.

Milei comenzó el día con retuits furiosos contra la UBA y luego de la marcha largó el teléfono, hasta que subió una imagen de un león tomando "lágrimas de zurdos" en una taza. Es toda una provocación, como echar nafta sobre el fuego.. En el gobierno se echan culpas en cadena y prevén más choques entre ministros antes de que se resuelva el conflicto.

"Esta marcha no se hacía si hace un mes le daban la plata que Caputo no quiso liberar", dijeron fuentes cercanas a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

La ministra no está exenta de las críticas, ya que la secretaría de Educación depende de su firma. En las horas previas a la marcha había renunciado el funcionario más íntimo de la ministra, Maximiliano Keczeli era el secretario de Coordinación Legal y Administrativa.

En la cantera libertaria aseguran que la cabeza de Pettovello "va a rodar en algún momento", pero creen que ahora se requiere de otras renuncias. Apuntan especialmente a Alejandro "Galleguito" Álvarez, el subsecretario de Política Universitaria que propuso "hacer mierda" el sistema universitario. 

Milei no debe olvidar que llegó a la política como una esperanza que tomó distancia de los vicios de la política tradicional. Por ello logró el 56% de los votos. Pero esta vez recibió un aplazo que deberá leer a modo de advertencia. Simplemente, para que no se le venga la noche.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información y analista político. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".