15/06/2024 - Edición Nº3005

Politica

Análisis radial

"Van 6 meses y hay rugidos en el gobierno", dijo Jorge Joury por la FM 98.9 y Pinamar TV

10/06/2024 10:15 | "Al  cumplirse hoy seis meses de la asunción de Javier Milei, tanto en el sector empresario como en el corazón de los medios periodísticos, nadie se traga que los problemas en el gobierno se atenuaron.El avance de las denuncias por el acopio de alimentos, las salidas en masa de funcionarios del gabinete y la baja de la actividad económica empiezan a preocupar al gobierno que deja de creerse superpoderoso y empieza a  admitir falencias en la gestión". Así lo señaló el periodista Jorge Joury en el programa "A las cosas por su nombre", que conduce Hugo Manzo por la FM 98.9 y Pinamar TV.


por Redacción



El analista añadió que: "El ministerio de Capital Humano a cargo de Sandra Pettovello quedó implosionado. En los últimos días hubo 20 salidas de funcionarios y suman 42 desde que se inició la gestión. Cuesta encontrar quien quiera agarrar un cargo en este marco de desconcierto. A pesar de la banca de Milei, muchos reconocen que el futuro de Pettovello hoy es incierto. Lo que se observa en líneas generales es que hay mordiscos y rugidos en el Zoo de la política y muchos ministros se ven sentados en la silla eléctrica y preguntan permanentemente si van a seguir en el cargo. Lo que viene también es complicado y tiene que ver conque el escritorio de Nicolás Posse lo ocupará Federico Sturzenegger. Pero el problema es que el fanático desregulador mantiene una tensa relación con Toto Caputo. Hay heridas que no cicatrizaron, porque Caputo lo saboteó con Mauricio Macri, para echarlo del BCRA.
En este contexto, en la Casa Rosada reconocen que el Gobierno está en un momento difícil, y que le está costando como nunca salir. Pero quieren creer que aún no se terminó la luna de miel y atribuyen todos sus males a la parálisis que genera la eterna discusión parlamentaria de la ley Bases.
Muchos creen que el segundo semestre mantendrá turbulencias para el gobierno.Sostienen que después del sacudón Pettovello, Sturzenegger-Caputo será la pelea que viene. Hay que decir que en el esquema libertario tanto Caputo como Sturzenegger conviven, pero nunca curaron las heridas que los separan. En el círculo rojo insisten en que la promoción de “Sturze” tarde o temprano será un problema para Caputo.
Los industriales especulan que Milei sube al podio a Sturzenegger para tener un eventual ministerio, en caso de que Toto se manque en la carrera para activar la economía. Milei no piensa en sacar a Caputo. Todo lo contrario. Pero conoce que en este segundo semestre hay piedras en el camino que pueden mandar al pasto el ministro de Economía.
Por eso vive bancando a Caputo. Lo calificó de "rockstar" en Córdoba. Hizo lo mismo que Mauricio Macri cuando le decía “el Messi de las finanzas”. Pero luego Macri lo echó por pedido de Christine Lagarde, la poderosa jefa del FMI. Hoy por hoy, Macri saborea la crisis de Gabinete. Y lo dice sin pelos en la lengua: “Hay muchos pelotudos en el gobierno”. 
Sandra Pettovello renunció el fin de semana por tercera vez a su cargo. Milei tuvo que ratificarla cuatro veces para convencerla que no lo dejara solo. El Presidente tiene una relación especial con Sandra. Ella dice que lo contiene y lo tranquiliza en sus momentos de dudas y crisis.
Ese apoyo ocurre desde hace tiempo, cuando se unieron en la amistad. Pettovello es la única ministra –según registros oficiales- que duerme a veces en Olivos.
Por eso Milei frenó, desesperado, su salida: sería un irremediable golpe personal y también político.
Pero Pettovello también está en el radar de Karina Milei, que conoce todos los intríngulis de la cuestión. La hermana de Milei está malhumorada porque dice que Sandra le ocasionó un desgaste innecesario al Presidente obligándolo a insistir públicamente en su permanencia. Ahora, la relación Karina-Sandra aparece como turbulenta. y cuando "El jefe" te marca, agárrate fuerte de la silla, dicen en los pasillos de la Casa Rosada.
Pettovello ya renunció tres veces desde que asumió. La primera fue cuando en el verano se enteró de que Nicolás Posse la espiaba y le cambió al jefe de su custodia.
En abril casi se va, después de la marcha universitaria. La última crisis fue el fin de semana. Ahora está con todas las pilas, pero buscando venganza.
Este jueves almorzó con la cúpula de la Cámara Argentina de Comercio. Sandra llegó y dijo: “Ni loca me voy”. Después les adelantó: "Toto me dijo que es impactante la caída la inflación”. El índice sería del 4,8%.
La vieron bien. El problema es que está desbordada por la gestión y expuesta a múltiples operaciones políticas de desgaste. Ella sospecha de un topo infiel. Porque hay funcionarios que no se la bancan. Pettovello tiene también información confidencial que un influyente operador de medios oficialista –de visita frecuente a Olivos– lanzó un ataque contra la ministra y suministró mucho material para degradarla. Dicen que busca su renuncia y controlar Educación.
Pero el episodio de los alimentos fue un verdadero bochorno. Leila Gianni la metió en un berenjenal. Fue patético ver a la ex camporista negando todo en TV -iba con paquetes de yerba– y después tragarse el sapo del fallo de Sebastián Casanello. A Cúneo Libarona también se le escapó la tortuga. También le sucedió a Santiago Caputo. Primero ordenó a su ejército de trolls: “Vamos a vaciar el cargador contra los críticos”. Le erró feo. Pettovello dejó a ambos colgados de un pincel. Echó a su número dos, la figura que Milei nombró para congraciarse con el papa Francisco.
En la Unión Industrial Argentina no dudan en describir la situación actual como dramática. Le dijeron al ministro del Interior Guillermo Francos que la caída fabril es a pique y trágica. “Todos los sectores caen y comenzaron los despidos”. Francos escuchó. El ministro afirmó: “Ya sabíamos que esto iba a pasar.Pero lo peor ya pasó”, argumentó.
En la UIA no lo comparten. Argumentan que el índice de desempleo será de dos dígitos.
Milei entra en los próximos meses en un territorio incierto, con un respaldo social que se mantiene sólido pero también con un equipo diezmado y envuelto por problemas económicos, financieros, políticos y escándalos en la gestión. . Necesitará inteligencia, sofisticación y templanza para reformar su plan económico de manera que no se le desborden demasiado las variables. A dos días de la sesión clave del miércoles en el Senado por la Ley Base, en el círculo del Presidente admiten que todavía no tienen los votos para aprobarla . Comentan que la cuarta categoría de Ganancias es el eje más complicado, además de la privatización de Aerolíneas Argentinas. La confianza está por el suelo, y por lo bajo reconocen que la decisión vociferada por Milei de vetar la ley de movilidad jubilatoria alternativa que impulsa un sector de la oposición podría embarrar la cancha, una vez más. Temen un escenario de paridad total, y miran con preocupación a Victoria Villarruel, que podría tener que desempatar. A pesar de los insistentes enfrentamientos entre las cúpulas del Senado y la Casa Rosada, apuestan a que todo va a salir bien”. No tiene margen para otra cosa” El miércoles será una jornada de alta tensión porque los gremios afiliados en la CGT y los movimientos sociales harán una manifestación de repudio a la Ley Base frente al Congreso
", finalizó el analista.