viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº1646
Impulsobaires » La Plata » 19 abr 2020

La semana que pasó

Panorama Político Platense: Sin economía lo único seguro es un crack

No hay más tiempo para dudar. Si la economía de la región no se atiende entraremos en una crisis jamás vista y nuestras vidas no están preparadas. Pasamos los noventa con índices de desocupación astronómicos, surfeamos el 2001, pero lo que puede llegar en semanas si no se actúa es el mazazo final. El cuidado de la economía es la clave de la semana. Sin economía no hay salud.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

“Después de tantos años estudiando la ética, he llegado a la conclusión de que toda ella se resume en tres virtudes: coraje para vivir, generosidad para convivir y prudencia para sobrevivir”. Fernando Savater.

Mirando a corto plazo en el retrovisor puedo todavía encontrar videos o fotos simpáticas en donde con tono aventurero y jocoso yo, como muchos de ustedes, llamábamos a quedarnos en casa, a resistir con lo que teníamos a mano hasta que pase el chubasco. Pero resulta que no se trataba de un fenómeno meteorológico fuerte y corto, sino que es más bien un largo temporal.

Todo esto es algo así como el reality Gran Hermano, en donde el primer día los participantes entran, se conocen, están en largas charlas de madrugadas y se sienten estrellas triunfantes, pero al tiempo empiezan las contradicciones propias del encierro y salen de cada uno los sentimientos que en una vida normal aparecen ocultos y no se advierten socialmente. Ponemos a prueba nuestros nervios, angustias, ansiedades, tolerancias, y cuestiones altruistas y egoístas pulseando todo el tiempo. Algunos pasarán a fases superiores, pero la mayoría se quedarán en el camino. ¿Qué papel me tocará, cuál te tocará a vos?, ¿quién llegará a la final, si es que esa instancia existe?.

En la semana encontré una nueva grieta en la Ciudad, una contradicción profunda entre quien percibe mes a mes un sueldo estatal, y que tiene la posibilidad de aguantar porque una suma de dinero depositada en su cuenta bancaria lo espera para satisfacer sus necesidades, y los que tenemos una economía volátil que proviene de actividades más relacionadas con el día a día y con patear la calle permanentemente. Los primeros llaman a resistir en los hogares para que la famosa curva epidemiológica nunca llegue (ya se estiró de mayo a junio, aunque no lo admitan), y los segundos empezamos a ver que nuestra economía doméstica está a punto de colapsar (y en varios sectores ya colapsó). Los primeros, incluso, culpan a los segundos de preferir la satisfacción material a la salud, pero no entienden que sostener la vida también implica asegurar un ingreso.

Esa nueva grieta era esperable que ocurra en algún momento, y ahí se ingresa en una nueva fase del Gran Hermano, que es cuando se arman los grupos en la Casa. Ya llegará la nominación para ver quién la abandonará próximamente.

En los zapatos de Garro es difícil querer estar  

Por estas horas, el intendente Julio Garro, empezó a advertir los pedidos a gritos del sector comercial local, del empresariado, de los profesionales, y de todas aquellas fuerzas que necesitan empezar a caminar rápidamente porque el parate se hace insoportable. Para el alcalde son horas difíciles, porque intervenir es su obligación directa, pero las decisiones que debe tomar no serán fáciles, entendiendo que tiene que garantizar la salud pública de la población ante la amenaza del virus, y la salud del aparato económico para evitar que afloren males mayores.

En estos días salen a superficie temas que en el panorama se trataron hace un par de domingos atrás. A la crisis sanitaria le sigue la económica, y esta última trae problemas mentales graves para la población. Son temas que si no se resuelven de manera urgente pueden derivar en consecuencias irremediables, que de hecho en las últimas horas se conocieron con casos desesperantes sucedidos en ciudades del interior provincial. 

Ese problema, -el de salud mental-, está felizmente en radar de la Municipalidad y por eso Garro hizo un gabinete especializado para que atienda temas de estrés de la población, e incluso en la Facultad de Derecho de la UNLP se lanzó un curso virtual denominado "Abordaje en Situaciones de Desastres, Catástrofes e Incidentes Críticos", buscando brindar conocimientos para realizar de forma solidaria un abordaje remoto en salud mental, con maniobras de primeros auxilios psicológicos y contención emocional de casos de emergencia.

Por sector económico y profesional

La Federación Empresaria de La Plata (FELP) y la Cámara La Plata Oeste (CALPO) le pidieron el jueves al intendente Garro en carácter de urgente que los acompañe para solicitar a Nación y Provincia aperturas graduales “para realizar ventas online y sus correspondientes permisos al personal (dos) para preparar los eventuales envíos y manipular mercadería a puertas cerradas de nuestros locales comerciales e industriales”.

Ese mismo día, la Cámara de Comercio e Industria pidió una serie de cuestiones nacionales y provinciales, pero en cuanto al capítulo local dijeron: “La Cámara estimó, además, que el 70% del comercio local está cerrado en virtud de la cuarentena y en ese contexto requirió a la Municipalidad de La Plata que elimine el vencimiento de las tasas de Seguridad e Higiene; Publicidad y la Monotasa (régimen simplificado para pequeños negocios), que opera el 14 de mayo, y lo difiera a una fecha prudencial posterior a que los establecimientos reabran sus puertas”.

Y además, la institución que preside el industrial Juan Carlos Piancazzo demandó el acceso a créditos con una tasa progresiva de 0 a 10% - según tamaño y rubro de la empresa- a gestionar directamente desde la web de la AFIP, por un volumen de hasta 10 veces lo que el contribuyente pague de cuota de monotributo o autónomo, que se devolverá en 5 cuotas sin interés a partir de los dos meses siguientes a que se levante completamente el aislamiento social, preventivo y obligatorio que hoy virtualmente paraliza la actividad.

Este sábado, tal como lo informó ImpulsoBaires.com.ar, la Mesa Institucional Regional (MIR), pidió directamente que mientras dure la cuarentena el Estado pague los sueldos de los empleados para mantener las fuentes laborales.

La MIR está integrada por la Unión Industrial del Gran La Plata, la Federación Empresaria La Plata, la Confederación Económica Provincia de Buenos Aires, Cámara Inmobiliaria, Martilleros de La Plata, Ingenieros, Arquitectos, Asociaciones de la Construcción, Comerciantes e Industriales de la Construcción, Productores Asesores de Seguros, Turismo, Concesionarios de Automotores, Desarrolladores Urbanos, mayoristas y proveedores del Estado, propietarios camiones y Mujeres del Mercosur.

“Las PyMES están dispuestas a seguir colaborando, a base de sacrificio y pérdidas, pero exigen una mayor actitud por parte del sector estatal, tanto en los niveles nacional, provincial y municipal”, sintetizan.

En paralelo, el platense Ricardo Salomé, presidente de la Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina (ACARA) dijo que “lo justo sería hacerse cargo de los sueldos privados por estos tres próximos meses para los seis millones de trabajadores del sector privado, ya que el aislamiento ha hecho que el ingreso sea cero para las empresas que los emplean".

"Hoy debemos ser más keynesianos que nunca, hasta (Donald) Trump lo está haciendo. Tenemos estructuras para 700.000 autos, somos los mayores empleadores del sector, y con suerte llegaremos a las 200.000 en este 2020 dramático", afirmó.

En tanto, contratistas de obras públicas tanto como sectores que nuclean a trabajadores de la construcción destacaron a este portal durante el sábado: “hasta ahora hay promesas de reinicio de actividades, pero todavía nada. En la Región hay 4500 trabajadores de la construcción formales, más otro tanto informales. Además, los corralones están esperando tanto como fabricantes de insumos que están parados”.

En el medio la Agremiación Médica Platense disparó munición gruesa contra IOMA, al sostener que hay maniobras vinculadas con desfinanciar la salud privada para luego comprar empresas del sector. Concretamente, en declaraciones a Radio Cielo, el secretario de organización de esa entidad, doctor Gastón Quintans, confirmó que “hubo una oferta por parte del IOMA, que en realidad es del Estado Provincial, para comprar un sanatorio”. Si esa situación es real, el directorio de IOMA debería ser citado por la Legislatura provincial, porque se puede estar en puertas de un escándalo de magnitud que incluso dañaría a la institucionalidad de la Gobernación en su máxima representación ejercida por el gobernador Axel Kicillof. 

Mientras tanto los profesionales de la salud, terapistas y trabajadores de asistencia a paciente están denunciando que la obra social les adeuda desde el mes de enero, situación que agrava la inactividad del último mes y llena de incertidumbre el futuro. ¿Cómo hace, por ejemplo, un odontólogo para subsistir cuando acarrean una gran deuda de esa obra social, y además son los últimos que podrán trabajar debido a que su labor es en la boca de las personas, o sea en la puerta de acceso del virus?. En ese marco, la senadora platense de Juntos por el Cambio, Florencia Barcia, pidió que la odontología sea declarada una actividad de alto riesgo y se la incluya en la emergencia sanitaria y económica, y se ofrezcan créditos a tasa cero por parte del Bapro, también exenciones impositivas y otras cuestiones similares para dar una suerte de alivio a los 14.000 profesionales del rubro que tiene la Provincia.

No menos desesperante es el panorama en otras profesiones. Por ejemplo, los abogados independientes no pueden trabajar directamente. Así es que el letrado platense Román Nieves presentó un amparo en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo Número 1, solicitando el inmediato restablecimiento de la prestación del Servicio Esencial de Justicia mediante la urgente, inmediata y definitiva implementación, puesta en funcionamiento y aplicación de las modalidades de “teletrabajo”.

En un diálogo que tuvimos, el abogado argumentó conceptos de orden jurídico, constitucional, y también de subsistencia económica de los profesionales independientes.

La situación del derecho generó una fuerte puja, por ejemplo, entre los colegios profesionales con la Asociación de Magistrados y Funcionarios y la Asociación Judicial Bonaerense, en donde la representación de los 65 mil letrados provinciales sostuvo que la justicia no puede vivir de asueto, y desde las partes intervinientes del Poder Judicial los acusaron, entre otras cosas, de representar “grandes intereses económicos”.

El cruce de acusaciones fue de altísimo volumen, las instituciones de los colegiados aclararon que no pedían una apertura total e indiscriminada y se molestaron por el tono ofensivo de las otras partes, pero lo cierto es que los abogados que trabajan de modo independiente necesitan elementos mínimos, al menos de manera virtual, para poder dar curso a expedientes y así generar algunos ingresos para llevar a sus hogares.

Acá se ve claramente como los funcionarios y empleados públicos, -de ingresos seguros mes a mes-, tienen una posición férrea respecto a la cuarentena, y quienes deben salir a buscar el sustento para sus familias necesitan algún mínimo de flexibilización. Es la nueva grieta, la tediosa grieta que encima divide a familias y a grupos de amigos.

Desempleo, pymes, sobreemisión, hiper y Patacones

Según un relevamiento del Observatorio de Despidos desde la Pandemia, hasta el 14 de abril se produjeron 15.935 despidos o suspensiones en todo el país, siendo 5.400 de ellos en Provincia de Buenos Aires, y encabezando la lista el rubro de la construcción.

El ingeniero Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI, en una charla mantenida días pasados me dijo: “hay que cuidar a las pymes, protegerlas ya porque el día después, que seguro va a llegar, el mundo demandará alimentos y podemos tener una oportunidad, por lo que no solo hay que ofrecer materia prima sino tener intactos todos los eslabones de la cadena de valor”. En rigor, las superficies en plantas industriales están en perfecto estado, solo falta crear un plan para reactivarlas y abrir mercados.

Pero otros observadores ven un panorama complicado, y por ejemplo Jorge Joury, analista político y experimentado periodista del mundo de la gráfica, en su columna denominada “Transformaciones”, para Radio 96, dejó planteado un fantasma: “hay que decir que muchos economistas avizoran un escenario de hiperinflación y por qué no, la vuelta de las cuasimonedas”.

“Puntualmente, por las medidas de contención social, como planes y subsidios, el fisco terminaría con un agujero que el especialista en temas económicos. Emanuel Alvarez Agís, estimó en 260 mil millones de pesos”, dijo Joury.

En la semana fui a preguntarle al economista Leandro Marcarian sobre si la emisión descontrolada de estos días para financiar ayuda social y déficit en estados subnacionales (provincias y municipios) no podrían ser una variable inflacionaria próxima, y me dijo muy seguro: “definitivamente sí (eso pasará). Estoy mirando un informe del Banco Central del 8 de abril y la base monetaria crecía a una tasa del 80 % anual, y en los primeros tres meses y moneda del año creció 30%”.

“Hay un exceso de dinero demencial y la producción está en cero, cuando esa plata llegue a mano de la gente no va a tener a donde ir. Si hay mucha plata y pocos bienes eso cierra con aumentos de precios”, estimó.

Y luego, sobre la idea de “pataconizar”, me dijo con la misma dureza que en la expresión anterior: “eso es una locura. El que propone eso o no sabe nada de economía o quiere que haya un desastre. Si con una sola moneda tenemos el desastre actual, imaginemos sumar una cuasimoneda. Y si eso pasa quién la quiere, o quién deja que le paguen sueldo con eso”.

En los niveles técnicos del Gobierno nacional se observa con preocupación que la sobreemisión actual terminará inexorablemente afectando los precios, y por esa razón hay quienes quieren hacer mover la rueda de la economía para que se pueda empezar a recaudar algún impuesto y así prescindir un poco de la “maquinita” que imprime en los efectos prácticos lo más parecido a un papel falsificado de dudoso recupero en el futuro.

La emisión descontrolada exige que un día no muy lejano el Gobierno deba retirar pesos del mercado, pero no podrá si no es manteniendo tasas altas, y eso significa que el acceso al crédito para desarrollar el aparato económico será imposible.

Un Estado presente y transformado

´El infierno está encantador esta noche´ retumba en la letra musical ricotera y hace reflexionar que efectivamente somos conscientes de estar ejecutando las cosas mal, pero nos gusta tal como salen. 

De todos modos, hay que tener otra actitud y salir de la pasividad, dejar la defensiva de lado, preparar el Estado local para el día después, moderno y con el bisturí afilado para transformarlo sin contemplaciones del amiguismo político.

Un obrero de la construcción formal, el ayudante que trabajaba en la obra de 1 y 32, cobra 50 a 60 mil pesos, aunque hoy no los tiene, o sea que no lo está gastando en el circuito económico. El comerciante que pagó hace unos días el alquiler no sabe si dentro de dos semanas podrá hacerlo, y tampoco sabe exactamente si le podrá pagar el sueldo a sus empleados porque fue al banco público por un crédito a tasa algo menos usuraria que la habitual y se lo negaron, luego pasó por la banca privada y fue directamente prohibitiva la posibilidad. El profesional de la salud sabe que no podrá abrir su consultorio, y además se angustia porque tiene que hacer frente a múltiples gastos. El propietario de un taxi o remisse sabe que tendrá que pagar impuestos teniéndolo parado, y el conductor ve que no puede trabajar por lo tanto no tiene qué llevar a su familia. Y hasta el cartonero entra en crisis porque nadie tiene qué desechar ya que no hay consumo.

¿Somos conscientes del final?. El imperativo tan terrible es cambiar hoy, o no existir mañana.

El Estado en esto debe jugar un papel indispensable. La Comuna tiene que reorganizar sus áreas de producción, economía, educación, cultura, turismo y preparar una asistencia agresiva creando el “Instituto para la Refundación de la Nueva Capital”, generando agencias de especialistas que salgan a retener las inversiones que estaban pactadas (hoteles, IRSA y demás), luego salir a buscar nuevas propuestas ofreciendo condiciones comparativamente mejores que otras regiones, mientras tanto es necesario fundar un amplio programa de formación técnica para capacitar gente en oficios de manera rápida para abastecer a la economía por llegar. 

El Estado local puede reabastecerse de recursos extras, hay todavía muchas concesiones que podrían crearse y aliviar las arcas presupuestarias, es necesario pensar en otorgarles a los privados determinados lugares de interés a 15 o 20 años de explotación para que puedan recuperar inversión y ganar plata, hay áreas burocráticas que directamente son improductivas y deberían reemplazarse por otras, fusionarse o directamente desaparecer. 

El sector comercial y productivo tiene que poner su parte. Los comerciantes locales deben aggiornarse, lo escribí tantísimas veces en notas públicas y por suscripción, pero fue en vano ya que mucho no hicieron prácticamente nada cuando les sugería amigarse con el mundo virtual y crear puntos de ventas no presenciales. En ese marco, el viernes hice una grata nota con emprendedoras locales del rubro de la pastelería. Juli y Memi tienen un comercio que se llama “Oh Cupcakes!”, y como hacían eventos en lugares físicos pararon la pelota unos días al declararse la cuarentena, y creyeron que podían seguir y la solución estaba en las redes, desde donde empezaron a operar y a mantenerse: “tenemos que continuar, el emprendimiento sigue porque hay que pagar alquiler, a la chica que trabaja con nosotras y hay otros costos”, dijeron, y así se reconvirtieron. Necesitamos muchas Juli y Memi, y para eso el Estado debe crear herramientas y oportunidades, y los privados tienen que aceptarlas y capacitarse.

Por eso, me da la impresión de que la organización del Estado local, como también pasa a otros niveles, debería ser escaneada para luego reinventarlo bajo la consigna de hacerlo más dinámico, ejecutivo y colocarlo al servicio del nuevo orden económico que ya está llegando. Se puede reconvertir una organización y ser exitosa dejando atrás la crisis, créanlo.

Hasta el próximo domingo.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS